Home > Columnas > El nuevo presidente de EE.UU.

El nuevo presidente de EE.UU.

opinion
Por: César Leonel Mejía Rodríguez

El multimillonario republicano, Donald Trump, juró como el 45 Presidente de los Estados Unidos. Diversos sectores sociales, como los inmigrantes latinoamericanos, rechazan de entrada su gobierno, entre otros grupos como artistas y la comunidad LGBT. En su discurso de toma de Posesión, Trump dejó muy claro cuál será la línea de su gobierno, al menos en materia económica. Le apostará por un desarrollo hacia adentro, pues busca recuperar las principales industrias para que se establezcan de nuevo en Estados Unidos y así recuperar empleos. También buscará renegociar los Tratados de Libre Comercio como el NAFTA, y protegerá su producción nacional para que sus ciudadanos recuperen la bonanza y la estabilidad económica que perdieron en los últimos 20 años.

Dignificará a sus fuerzas armadas, para que ayuden a la recuperación de su país. Ante este panorama, muchos sectores políticos y económicos, sobre todo de los países latinoamericanos, están nerviosos de perder ciertos beneficios que lograron con los tratados de Libre comercio. Trump dijo que los renegociará, y si no hay nada mejor para los estadounidenses, saldrá de ellos. Pero con estas medidas anunciadas, Trump le envía un mensaje al mundo entero, que va dirigido especialmente para las economías que nos relacionamos más con Estados Unidos: les dice a los grandes empresarios y políticos latinoamericanos, que tienen que velar más y hacer más por sus propios países también. Como parte de la globalización, con la creación de bloques político-económicos y tratados de libre comercio, tanto en Estados Unidos como en América Latina, se dio el fenómeno que los políticos y empresarios le apostaron todo hacia afuera, pero se olvidaron de sus propios ciudadanos.

“De entrada, el nuevo gobernante está obligando a un cambio en el modelo económico de los países.”

La bonanza económica que ciertos sectores alcanzaron no fue para nada a sus respectivos países y poblaciones, de ahí, el incremento de fenómenos como el narcotráfico, el crimen organizado, la corrupción gubernamental y la inmigración ilegal. Trump buscará lo mejor para susconnacionales y les dice a los latinoamericanos, sobre todo, que tienen que hacer lo mismo, porque Estados Unidos no está ya dispuesto a seguir soportando la inmigración ilegal y el crimen organizado, para satisfacer necesidades de los países en los cuales los políticos y empresarios hacen poco por ellos. Por ello, Trump se centrará en lo interno de su país en materia económica y nos dice a los latinoamericanos que tenemos que hacer lo mismo, para sacar adelante nosotros mismos a nuestras sociedades. De entrada, el nuevo gobernante está obligando a un cambio en el modelo económico de los países, para que cada cual vea más por su propia gente. Si no lo hacemos, Trump estará dispuesto a ya no dejarnos entrar a su país y a deshacerse de nosotros como socios comerciales. Esa es la lectura que los políticos y empresarios latinoamericanos deben hacer del ascenso del nuevo huésped de la Presidencia de los Estados Unidos.

Leave a Reply

4 + 15 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com