Home > Columnas > Legalizar drogas (y marihuana)

Legalizar drogas (y marihuana)

jose-camacho

Recientemente hubo intentos en México para legalizar la marihuana medicinal y facilitar su consumo personal, aunque llamó la atención la reacción del presidente del Consejo Nacional del PRD (partido del gobierno), quien expresó una opinión contraria, señalando que la propuesta de Peña Nieto es insuficiente y que la hierba debe regularse en todos aspectos. En igual sentido se pronunció el secretario general de la organización civil México Unido Contra la Delincuencia, Francisco Torres Landa.

.

I. GuilleCon esta ocasión se recuerda un estudio del Drug Abuse National Institute de EUA, que afirmaba que -entre otros- los efectos de consumir mariguana están: percepción distorsionada de la realidad; pérdida de la memoria y la capacidad de aprendizaje; falta de coordinación motriz; desorientación; incapacidad para pensar con claridad, de reaccionar y resolver problemas; pérdida de habilidades cognoscitivas, que puede ser permanente; ataques de ansiedad, paranoia, pánico; fobias, alucinaciones; aumento de frecuencia cardíaca y baja presión, lo cual incrementa cuatro veces el riesgo de ataque cardíaco… pues contiene más sustancias carcinógenas que el tabaco.

Alguien hace poco, yendo más a fondo, señalaba que liberalizar las drogas, incluida la marihuana -su fácil inicio-, lleva a su propagación. Hay que ir a afrontar los problemas que están en la base de su uso: promover mayor justicia, educando a los jóvenes en los valores de la sociedad, ayudar a tantos padres que ven a sus hijos víctimas de paraísos artificiales, como la droga”. Y precisamente ir contra los narcotraficantes, mercaderes de la muerte, una verdadera  plaga que favorece la violencia y la muerte.

Igualmente un experto (Ignacio Aréchaga) se centraba en una doga suave (la marihuana) que los expertos coinciden que conduce a las demás. Comentaba que desde los hippies de los años  sesenta, la marihuana se ha beneficiado de una imagen de producto contracultural, un placer al margen de la ley, aunque los médicos no se cansan de decir que expone al riesgo de psicosis, a daños en el corazón y en los pulmones, deterioro de la memoria y del juicio… A pesar de todo, curiosamente, pretenden rehabilitar la marihuana por sus efectos terapéuticos; algo así como si el tabaco quedara bendecido porque también limita la ansiedad. Bueno…

Y profundizando más, el Instituto Europeo de Márketing, señala que la droga ha enganchado en una parte de la población juvenil de todo el mundo. Es necesario combatir la droga con una educación adecuada, formación en valores que dan sentido a la vida, una menor permisividad, un mayor respeto a la persona y con el ofrecimiento de una perspectiva vital.

El consumo de estupefacientes produce un deterioro físico y psíquico que transforma el paraíso de unos instantes en un prolongado e insoportable infierno. La droga es un camino de ida, sin retorno.   

Todo señala que la represión legal contra la droga es legítima y necesaria. Solo que hay que hacerla inteligentemente.

.
.

Leave a Reply