Home > Nacional > Política exterior de Guatemala hacia el conflicto árabe-israelí

Política exterior de Guatemala hacia el conflicto árabe-israelí

Política exterior
Por: Juan Roberto Garrido

Política exteriorLa Política exterior de Guatemala para el 2017, que abordará entre otros temas el conflicto árabe-israelí, debe considerar el fuerte despliegue mediático que los países árabes han emprendido en Latinoamérica y Europa. La controversia entre palestinos y judíos debe tratarse en una mesa de diálogo entre ambas partes y no seguir discutiéndolo en foros, en cumbres internacionales y otros espacios que no han permitido enfocar la negociación política que el conflicto requiere. Guatemala no puede dejar por un lado que la situación mundial está cambiando radicalmente, enfrentando un proceso de conformación de un nuevo orden mundial con las luces y sombras que conllevan la globalización y sus efectos, mismos que si no se encauzan correctamente amenazan la gobernabilidad de los países y la paz mundial.

.
ORDENAMIENTO JURÍDICO DE GUATEMALA

El Artículo 149 de la Constitución Política de la República señala que: “Guatemala normará sus relaciones con otros Estados, de conformidad con los principios, reglas y prácticas internacionales, con el propósito de contribuir al mantenimiento de la paz y la libertad, al respeto, defensa y promoción de los derechos humanos, al fortalecimiento de los procesos democráticos e instituciones internacionales que garanticen el beneficio mutuo y equitativo entre los Estados.”

ENTENDIENDO EL CONFLICTO

Palestina formó parte del Imperio Otomano por más de 500 años. Los británicos derrotaron al ejército turco en 1917 y ocuparon Siria y Palestina. En 1920, en la Conferencia de San Remo (Italia), la Sociedad de Naciones asignó el mandato sobre Palestina al Reino Unido. En 1947 se establecieron plazos máximos para la extinción del mandato británico y la Organización de las Naciones Unidas nombró un Comité Especial para Palestina, la UNSCOP, compuesto por representantes de 11 países incluida Guatemala, con la misión de resolver la disputa entre judíos y árabes de Palestina, como resultado la Resolución 181 del 29 de noviembre de 1947 determinó la creación de dos Estados separados, uno árabe y otro judío, con Jerusalén bajo administración internacional.

Política exterior

Israel Acepta la resolución pero los árabes no, el mismo año los ejércitos árabes, incluidos el ejército libanés, el ejército sirio, el ejército iraquí, el ejército jordano y el ejército egipcio, emprenden una ofensiva contra los judíos, pero en seis días los judíos logran vencer y duplicar su extensión territorial, recuperar Gaza, Judea, Samaria y los Altos del Golán y liberar la ciudad vieja de Jerusalén, incluyendo el muro de los lamentos, el lugar más sagrado de Israel. En ese momento Israel establece un país Independiente, con sistema político democrático, economía capitalista y respeto a los derechos humanos, sin un solo golpe de Estado hasta el día de hoy, situación política que no es la misma desde Marruecos hasta Afganistán y Pakistán donde los golpes de Estado y el rompimiento del orden constitucional han sido permanentes.

EL TERRORISMO EN LA REGIÓN

Para Israel las fronteras son importantes pero más importante es la vida y la paz, por eso se respetaron las líneas del armisticio de 1949, pero mientras Israel respetó esos acuerdos entre 1947 hasta 1967, los movimientos terroristas desde Palestina hacia Israel fueron frecuentes, Israel ofreció paz y los terroristas cohetes. En 1967 el Consejo de Seguridad de NU adopta la Resolución 242 que “exige la instauración de una paz justa y perdurable en Oriente Medio y el respeto y reconocimiento de la soberanía y la integridad territorial y la independencia política de cada Estado de la región y su derecho a vivir en paz en el interior de fronteras reconocidas y seguras, al abrigo de amenazas y actos de fuerza”. Es así que en 1969 Israel retorna la península del Sinaí a Egipto; en el 2015 Israel desmantela los asentamientos Judíos en la Franja de Gaza pero mantiene el control de Judea, Samaria y los altos del Golán. En la Franja de Gaza donde se asienta la autoridad palestina conviven dos instituciones Fatah Y Hamas, esta última de tendencia terrorista, en un territorio donde viven millón y medio de palestinos.

LOS ASPECTOS MÁS RELEVANTES

Judea y Samaria no son territorios conquistados, sino liberados que forman parte del pasado, del presente y del futuro de Israel. En el pasado Israel desmanteló asentamientos judíos para tratar de fomentar paz con los palestinos pero la resistencia terrorista de Hamas no lo ha permitido.

Política exterior

Básicamente el conflicto se refiere a que los árabes y los palestinos niegan la existencia del pueblo Judío y del Estado de Israel. El 15 de enero del 2017, en París, Francia se ha reunido el Consejo de Seguridad de la ONU donde se presionó una resolución adicional contra Israel, similar a la resolución 2334 del 26 de diciembre de 2016. Las recientes resoluciones de la ONU solo alejan la paz de la región, porque mientras se siga tratando el tema en foros, en cumbres internacionales y en espacios que no sean una mesa de negociación entre las partes en conflicto no se lograrán resolver las diferencias y alcanzar acuerdos

Si países como Guatemala quieren ayudar a contribuir con la paz entre Israel y Palestina deben apoyar en definitiva una mesa de negociación y alejarse del juego mediático donde actualmente se encuentra el conflicto, y reconocer que Jerusalén fue fundada por el Rey David hace más de 3 mil años y que es y seguirá siendo la única y eterna ciudad del pueblo judío.

.
.

Leave a Reply