Home > Pulso > Aumento de inflación golpea a los más pobres

Aumento de inflación golpea a los más pobres

Aumento de inflación

Aumento de inflaciónPor lo menos tres factores indican en la reducción de consumo visto en 2016: que la inflación creció de 2,3825% en 2015, a 4.23% en 2016, que las perspectivas futuras de crecimiento están inciertas (por factores externos, como el nuevo gobierno de Estados Unidos y Donald Trump, el precio de las gasolinas, entre otros), y la arbitrariedad que persiste en el cobro de los impuestos, por parte de la Superintendencia de Administración Tributaria (Sat). Autoridades del Banco de Guatemala (Banguat) indicaron en noviembre 2016, que el nivel de las importaciones decreció en 5% en 2016, y que las exportaciones decrecieron en 4.4% debido a bajos precios de los productos que se exportan de nuestro país.

Mientras que el Producto Interno Bruto (PIB), creció entre un 3.1 y un 3.6 % en 2016, por debajo de la tasa de inflación en 2016. Inflación golpea consumo La inflación en 2016, fue en promedio de 4.23%, una diferencia de 1.8475% entre 2015 y 2016, representa un incremento de 77.55% en 2016. Inflación es el incremento generalizado en el nivel de precios de un lugar en un momento determinado. Esto significa que el nivel de precios de todo lo medido por el Instituto Nacional deEstadística, INE y el Banco de Guatemala subió en por lo menos 4.23% en 2016.

CANASTAS BÁSICAS SE ENCARECIERON EN 10.28%

La Canasta Básica, tanto la Canasta Básica Alimentaria, CBA, como la Canasta Básica Vital, CBV, se incrementaron en 2016, un 10.28% respecto a sus respectivas Canastas básicas, CBA y CBV, de Diciembre 2015.

SALARIO MÍNIMO QUE NO IMPACTA

Presidente Jimmy Morales, y la Ministra de Trabajo, Aura Leticia Teleguario Sincal, aumentaron el salario mínimo un 6.14% a Q. 86.90 y 6.12% de incremento para los trabajadores de maquila a Q. 79.48 por jornada laboral. Son por debajo del promedio de salarios que perciben actualmente los empleados del estado, ya que el Presupuesto2017, no contemplaba, aumentos tan generosos de los salarios mínimos. Si bien es cierto, es casi dos puntos porcentuales arriba de la tasa actual de inflación, 4.23%, es menor a lo que se ha incrementado los precios de las Canastas Básicas medidas por el INE.

El aumento por decreto del Presidente Jimmy Morales no incide en la economía nacional porque 84% o más de nuestra economía persiste en la informalidad. Esto significa que uno de cada cinco personas que realizan actividad económica, en Guatemala, no mejoran, sus ingresos o réditos, porque el salario mínimo por decreto, no les aplica. Es necesario reiterar, que la función pública no genera productividad ni riqueza para Guatemala, sólo consumo, y que los aumentos de salarios deben ser atados a mayores rendimientos productivos para que serán merecidos e incidan en la productividad de nuestro país.

EXPORTADORES BUSCAN DEVALUAR EL QUETZAL

Mientras la inflación golpea a la población más vulnerable, funcionarios y empresarios que se dedican a las exportaciones presionan para que se devalúe el Quetzal enfrente al Dólar de Estados Unidos, USA, y el Euro, de la Unión Europea. La lógica de los exportadores es que si sus productos son más baratos, en los mercados internacionales, pueden ofertar y vender más. Pero no lo hacen volviéndose más productivos, sino que buscan que sus empleados, sus costos laborales y gastos colaterales, sean menores. En resumen, buscan que toda la población que no se beneficia de las exportaciones, pague con un quetzal devaluado en sus bolsillos, sus incrementos en ventas y ganancias.

INFLACIÓN GOLPEA A LOS MÁS POBRES, CASO DE ESPAÑA

“La rebaja salarial es más intensa donde se concentran los trabajadores menos cualificados”, apunta Carlos Martín, responsable del gabinete económico de Comisiones Obreras en España, e indicó que “Con las actuales tasas de desempleo, se van a seguir puestos de trabajo sin que crezcan los salarios”. Claro habla de España, pero la realidad en Guatemala no es muy alejada de esto. El tema esencial es poder saber si el incremento de la productividad provocado por la contención salarial justifica una caída del consumo. “Si no aumenta la productividad, hablar de aumento de salarios es pegarse un tiro en el pie”, considera el economista Diego Barceló Larrán.

Aumento de inflación

“Cuando los aumentos salariales no vienen acompañados de aumentos de la productividad, paradójicamente los salarios y gastos colaterales, lo que el conjunto de la población recibe por su trabajo, caen”, apunta Rafael Doménech, economista jefe para Economías avanzadas de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, BBVA. Para Jordi García Viña, director de relaciones laborales de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE, ese es el motivo por el que la propuesta incluye un segmento aplicable conforme la productividad. “El IPC no tiene nada que ver con la actividad económica de las empresas”.

.
.

Leave a Reply