Home > Pulso > La situación económica del país en ejecución vista por Asies

La situación económica del país en ejecución vista por Asies

La situación economíca del país en ejecución vista por Asies
Por: Pablo García

La situación economícaInforme   Los Ministerios de Comunicaciones, Cultura y Deportes y Economía los que registraron porcentajes más bajos de ejecución 42.33%, 57.69% y 62.96%

La Asociación de Investigación y Estudios Sociales, Asies, indicó en un informe la ejecución del gasto público al 8 de diciembre alcanzó el 86.23%, una menor ejecución que la que existió en 2015, 95.84%, con todo y la crisis y cambios en la cúpula del ejecutivo. Los Ministerios de Comunicaciones, Cultura y Deportes y Economía los que registraron porcentajes más bajos de ejecución 42.33%, 57.69% y 62.96% respectivamente.

Esto lo que significa es que los burócratas reciben todos sus pagos bonos y prestaciones pero no realizan servicio alguno para la población, y al no realizar obras y proyectos es mejor pensar en cerrarlos y mandar a todos a sus casas y así ahorrar luz, agua, teléfonos y todos los gastos asociados con tener empleados sin hacer nada.

INEFICAZ EJECUCIÓN

El análisis de Asies indica que “la ineficaz ejecución del gasto incide en la prestación eficiente de los servicios a cargo del Estado, donde el mayor impacto se ha dado en el área del Ministerio de Salud, con resultados trágicos inclusive.” Respecto a los cálculos sobre ingresos tributarios Asies, indicó que “la estimación de ingresos tributarios contemplado en el Presupuesto 2017, se considera muy optimista, principalmente por los montón que se han recaudado en años recientes, que han quedado cortos respecto de su proyección.

Esta observación se basa además en que las estimaciones de ingresos tributarios se fundamentaron en un escenario optimista de crecimiento de la economía guatemalteca, a pesar de que la economía mundial muestre un crecimiento débil y gira en torno a bastante incertidumbre por acontecimientos como el Brexit, en Gran Bretaña, así como los conflictos geopoliticos en varias regiones del mundo y la elección y políticas anunciadas del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.”

INGRESOS SOBREDIMENCIONADOS

Dice el análisis de Asies, que “esta sobreestimación puede redundar en incumplimiento de las asignaciones de gasto presupuestadas, en un déficit superior al esperado o en mayor endeudamiento público.” Es más preciso indicar que desde la creación de la Superintendencia de Administración Tributaria, Sat, nunca han llegado o cumplido con las metas acordadas. Por eso año con año ha sido necesario cambiar al Superintendente, ya que al no cumplir con las metas acordadas es necesario cambiar al Superintendente.

También, necesario decir que primero van los gastos de funcionamiento, salarios, bonos y pactos colectivos, que los servicios que los ministerios e instituciones realizan para la población. La falta de prioridad y eficiencia hace que los ministerios y las instituciones solo se ocupen de cobrar sus sueldos y entregar sus reportes.

EL PACTO FISCAL

El Grupo Promotor del Pacto Fiscal, desde 2000, formuló varias recomendaciones y propuestas para contar con un sistema fiscal fortalecido y balanceado, de las que, pocas fueron realizadas y otras ya han sido revertidas. El ejemplo que analiza el informe de Asies, habla del caso de de la regla 97-3, que indicaba que las empresas solo podían deducir gastos en la declaración del Impuesto Sobre la Renta, Isr, hasta el 97%, pero que, en la reforma de 2012 fue eliminada. La carga tributaria que recomendaron en esa instancia, fue de 12% y ahora, el Banco de Guatemala, Banguat, la estima en 13.2%, pero ninguna de las dos se ha logrado. En parte porque incluyen las remesas, e inflan el Producto Interno Bruto con créditos y préstamos que no se generan aquí, y tampoco incluyen las deudas reales del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social o la del Banguat, con el Gobierno Central.

El servicio a la deuda y pago de capitales supera los 9.4% del PIB en 2017. Esto es casi todo lo que entra actualmente en remesas familiares a Guatemala. Casi diez meses del total de exportaciones y es lamentable la cifra si analizamos cada uno de los préstamos que se están pagando y a dónde fueron a parar los fondos y las supuestas obras o proyectos que pagaban. Los gastos de funcionamiento, en 9 mil millones de quetzales, son demasiado. Es necesario reducirlos a la mitad para tratar de buscar un Presupuesto realmente balanceado y con cero déficit.

LA DEUDA PUBLICA

La situación economíca

En un análisis del Presupuesto de Ingreos y Egresos del Estado de Guatemala para el año 2017, Asies, indicó que, en el proyecto de presupuesto plantea, un déficit fiscal de 2.2% del PIB, el año que viene, considerando una meta de recaudación de Q57,994.8 millones, es decir, Q3,439.0 millones más que la meta estimada para el cierre del año 2016. Cabe indicar que, en 2017, el endeudamiento externo neto será negativo porque las amortizaciones de la deuda superarán los desembolsos de nuevos créditos. O sea se pagan los créditos existentes más de los créditos que se recibirán en 2017.

Según las cifras, entonces las fuentes de financiamiento para este presupuesto ascienden a Q 17,439.2 millones, equivalente a un 21.8% con respecto del total del presupuesto. Estas fuentes se componen de un 16.4% por la colocación de obligaciones de deuda a largo plazo por Q. 13,073.4 millones, un 4.4% de obtención de préstamos a largo plazo por Q. 3,530.7 millones y de un 1% por la disminución de otros activos financieros por Q 835.0 millones, que es una reducción de recursos disponibles en la caja fiscal, de acuerdo al análisis de ASIES.

Si las estimaciones están precisas del Ministerio de Finanzas, MINFIN, se proyecta que el saldo en circulación de la deuda pública en 2017 será de Q. 138,655.1 millones que corresponde al 24.8% del PIB. Arriba los cálculos, de lo estimado por el FMI para Guatemala, en 2017, por medio punto porcentual. De este cálculo del Minfin, el 55.7% corresponde a la deuda interna y 44.3%, a la deuda externa. El indicador que relaciona los ingresos totales con el saldo de la deuda resulta, para ASIES, en un 222.23% lo que motiva a considerar dentro de una reforma fiscal mecanismos que fortalezcan los ingresos y reducen los gastos superfluos.

.
.

Leave a Reply