Home > Mundo > Manifestaciones dejan un policía muerto y 600 detenidos

Manifestaciones dejan un policía muerto y 600 detenidos

Manifestaciones dejan un policía muerto

Disturbios Descontento de pobladores de México se da por el aumento a la gasolina

Las manifestaciones en protesta por el aumento al precio de la gasolina de hasta un 20% continuaban ayer en distintos puntos de México, después de una violenta noche de saqueos y actos vandálicos que acabó con un policía muerto y más de 600 personas detenidas en tres estados de la República. Las organizaciones empresariales advirtieron que la obstaculización de carreteras y de puertos junto al vandalismo contra tiendas y gasolineras ha puesto en peligro la distribución de bienes en varios lugares y Petróleos Mexicanos (Pemex) ya había indicado que podría haber problemas en el suministro de combustible en las zonas de mayor conflictividad social.

SAQUEO Y VANDALISMO

En el Estado de México, la región que rodea la capital, hasta ayer por la mañana habían sido detenidas 430 personas, de las cuales 124 eran menores, y se separó de su cargo a cuatro policías que aparecieron en un video llevándose mercancías de un comercio atacado. En la capital hubo 76 detenciones por actos vandálicos en 29 tiendas y centros comerciales. Además, un policía murió y otro más resultó herido y se encuentra en estado crítico tras ser atropellado cuando intentaba impedir un robo en una gasolinera, indicó la Secretaría de Seguridad Pública. La Iglesia Católica exhortó ayer a las autoridades a “reconsiderar seriamente” la medida del aumento al precio de la gasolina y ser sensibles a las necesidades cotidianas de la gente. “No es correcto imponer leyes sin tomar en cuenta la realidad”, indicó la Conferencia Episcopal Mexicana en un comunicado.

LA JUSTIFICACIÓN

El presidente Enrique Peña Nieto justificó el miércoles la medida como un mal necesario para garantizar la estabilidad económica del país. “Comprendo la molestia y el enojo que hay entre la población en general y serían aún más dolorosos los efectos y las consecuencias de no haberse tomado tal medida”, afirmó Peña Nieto.

TENSA CALMA

Las autoridades subrayaron ayer que la situación estaba controlada, pero los brotes de inestabilidad se repitieron a lo largo de la jornada con enfrentamientos puntuales entre manifestantes y fuerzas de seguridad. Se desplegaron en la capital a 9 mil policías extras y 13 helicópteros sobrevolaron la urbe para monitorear la situación y el Gobierno de la ciudad pidió no hacer caso a falsos rumores que incitan al pánico.

De hecho, el presidente de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, Humberto Lozano, dijo que cerca de 20 mil negocios cerraron por miedo el miércoles aunque no había riesgos reales. Las autoridades del estado de Veracruz, por su parte, interrogaron a 96 personas por su posible participación en los saqueos ocurridos en varias localidades del estado y el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, dijo que no solo se persigue a quienes participaron en los saqueos sino también a quienes los convocaron a través de las redes sociales.

La Secretaría de Gobernación garantizó el apoyo federal a las fuerzas de seguridad locales y estatales e hizo un llamamiento a la prudencia ante la proliferación de rumores de toques de queda y ataques que generaron gran alarma. “Le pedimos a los ciudadanos no dejarse confundir por rumores y mentiras que solo buscan generar alarma y alterar el ánimo social”, dijo el subsecretario de esta dependencia, René Juárez.

.
.

Leave a Reply