Home > Columnas > De las personas que no cometen delitos comprobables

De las personas que no cometen delitos comprobables

opinion

Las cárceles en el país están repletas de personas que están vencidas y culpadas ante un tribunal de justicia, cuando cometen un delito que riñe con la ley en el país y que un juez con su investidura y mediante un juicio se prueba su culpabilidad por el hecho que cometieron y que fue demostrado ante esta entidad mediante un espacio que se demostró su culpabilidad y que por medio de ellos se dictó una sentencia que los mantiene privados de libertad. En Guatemala, abundan en las cárceles este tipo de personas que con demostradas pruebas están purgando una pena que los mantiene alejados parcial o totalmente de sus familias y de la sociedad que crearon las leyes para que el que las infrinja, pues cumpla con la pena que le fue impuesta mediante un juicio como lo mencioné anteriormente.

El proceso judicial es un conjunto complejo de actos jurídicos del estado como soberano, de las partes interesadas (actor y demandado) y de los terceros ajenos a la relación sustancial, actos todos que tienden a la aplicación de una ley general, impersonal y abstracta, a un caso concreto controvertido para solucionarlo o dirimirlo. El proceso sirve a la satisfacción de los intereses jurídicos socialmente relevantes, siendo el medio constitucionalmente instituido para ello. En Guatemala, desgraciadamente también existen personas dentro de una cárcel que por medio de un acto confuso, fueron conducidos a una cárcel y su juicio no se les realizó y fueron llevados a un lugar de estos bajo las leyes del país y no se le ha podido comprobar un delito que amerite que estén en ellas.

Así hay un montón de ciudadanos que engruesan la población de las personas privadas de libertad que están en una cárcel y no se le ha podido probar un delito y pasan meses y años en un lugar deplorable como este y que no pueden moverse de allí, porque legalmente son culpables aunque no se les ha probado su culpabilidad y no les queda más que purgar una estadía en estos lugares que lejos de reformarlos como seres humanos los deforma y los hace adquirir ciertos hábitos que resultarán más que una carga pesada para la sociedad guatemalteca.

Una de las situaciones que debe revisarse bien, es los autos que las autoridades les aplican a cada uno y que no ameritan ser encarcelados y que los conviertan en víctimas de un sistema cargado de muchas anomias que los hace ser culpables. Es una tarea difícil para las personas que aplican la justicia, pero deben ser conscientes que no todas las personas que están privadas de libertad son culpables de delitos menores que los mantienen dentro de esta.

Leave a Reply

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com