Home > Pulso > Fines de semana de tres días, ¿salvarían al mundo?

Fines de semana de tres días, ¿salvarían al mundo?

Análisis  La reducción de horas de trabajo, está relacionado con reducción de energía

.

Todas las personas disfrutan de pasar tiempo con la familia, y mejor aun, si es en feriado. Y mejor aún si es un día extra para desconectarse del trabajo. Imaginemos ahora, sin en vez de tener todos los asuetos y feriados regados en el año, se tuvieran fines de semana de tres días. ¿Seríamos más felices? No solo es una idea agradable, sino va más allá de la diversión y bienestar personal que nos brindaría ese día extra. También es una forma ideal  para mejorar el medioambiente y nuestra economía.

Según los economistas David Rosnik y Mark Weisbrot, la reducción de horas de trabajo, está estrechamente relacionado con una reducción de consumo de energía. De hecho, según estudios realizados por ellos, si los estadounidenses siguieran los patrones de trabajo que los europeos, de solo 40 horas a la semana, en Estados Unidos verían una reducción del 20% del uso de energía, y por consiguiente, menos emisión de carbono. Y con solo cuatro días de trabajo a la semana, se reducirían cantidades importantes de emisión de carbono por la reducción del uso de vehículos para el traslado laboral.

Presencia vs. productividad

Los economistas, de hecho, han sido consientes de las horas redundantes en muchos días laborales con empleados no utilizados en sus puestos de trabajo, pero incapaces de salir por las políticas de estar presentes en la oficina. Se puede abogar por tener una semana más corta de trabajo en vez de trabajar más horas con poco beneficio productivo. Se está previendo una nueva oleada de automatización en el lugar de trabajo, utilizando para el efecto la robótica e inteligencia artificial. Esto significará, en las próximas dos décadas, una reducción aproximada del 47% de los empleos actuales en los Estados Unidos y del 54% en Europa. En esta circunstancia es esencial instaurar políticas como los fines de semana de tres días, para poder sobrellevar las cambiantes condiciones económicas que se generaran.

La clave para obtener los beneficios de la automatización sin que haya daños colaterales sociales, depende en parte del desarrollo de políticas que funcionen para compartir y disfrutar los beneficios.  Se podría hablar de una semana de trabajo reducida, junto con un salario básico general. Y con esto, sería nuestra participación para salvar el medioambiente y nuestra economía.

.
.

Leave a Reply