Home > Editoriales > Porque el lector se lo merece

Porque el lector se lo merece

editorial

Los medios de comunicación privados, en general, operan como una empresa privada más; sin embargo, su producto, la noticia y la información, acarrean una inmensa responsabilidad pública, puesto que tiene el poder de cambiar la acción de los agentes que movilizan la sociedad. Por ello es que desde hace un buen tiempo se afirma que la información es un bien público, consumido colectivamente. En este sentido, la labor periodística del día a día deja huella en la agenda de todo ciudadano, empresa e institución del Estado.

Pero para que este efecto llegue a un destino final, hay un concepto que debe prevalecer en todo momento: la confianza. Desde hace varios meses viene circulando una serie de rumores y murmullos sobre quiénes son los verdaderos propietarios de Siglo.21 y sobre la existencia de una supuesta agenda oculta, naturalmente afectando la confianza que nuestros lectores tienen sobre el trabajo de este medio periodístico.

Tomando como partida el inicio de un nuevo año, Siglo.21 estima oportuno iniciar esta etapa con las siguientes declaraciones, que no dejen duda sobre el profesionalismo y la integridad de las autoridades que dirigen este medio y con el solo objetivo de fortalecer aún más la confianza entre el lector y este medio de prensa. Siglo.21 a lo largo de los últimos 27 años ha padecido de varios movimientos patrimoniales, y, por lo tanto, de dirección administrativa. Las participaciones patrimoniales que hoy tienen a cargo la visión y la misión de este medio, son el Consejo de Investigaciones para el Desarrollo de Centroamérica (Cideca), Federación de Cooperativas de Las Verapaces (Fedecovera), Federación de Cooperativas Agrícolas de Guatemala (Fedecoag), y el Instituto de Investigación y Desarrollo Maya (Iidemaya).

Está claro, por lo tanto, que no ha habido en 2016 nuevos inversionistas capitalistas nacionales o extranjeros, Siglo.21 es capital netamente guatemalteco que tiene como principio la modernización y la democratización de la información por quienes dirigen este medio. Siglo.21 está convencido de la importancia de la diversidad de pensamiento, de la objetividad de la noticia y de la fiscalización ciudadana que, a través de los medios de comunicación, corrige males tan nocivos para la sociedad como lo es la corrupción, el abuso de los funcionarios públicos y el mal gobierno.

Por otro lado, no es sano para el país que existan pocos medios de comunicación escrita en tan pocas manos. La pluralidad de enfoques editoriales y la labor periodística constituyen de hecho un mecanismo automático de peso y contrapeso que garantiza la fiabilidad de la prensa, y por lo tanto, la calidad de la información. Por último, invitamos al resto de medios de comunicación a que en aras que la población siga creyendo en la legítima labor de la prensa escrita, de igual forma informen a sus lectores quiénes son las personas que tienen el control patrimonial y administrativo de sus medios.

Guatemala sigue atravesando por un proceso de recomposición moral e institucional que amerita ese esfuerzo, por una sociedad más transparente y estable. Este 2017 será un año complejo para los guatemaltecos, con muchos desafíos económicos, políticos y sociales que superar a la altura que demanden las circunstancias. Por ello, Siglo.21, en esta ocasión y en esta nueva etapa, reafirma su compromiso en la labor periodística, anteponiendo en todo momento su profesionalismo y el principio del bien común, patentizando nuestro objetivo central que es CONTAR LA HISTORIA.

POR UNA NACIÓN LIBRE, JUSTA Y
SOLIDARIA

¡FELIZ AÑO NUEVO!

.
.

Leave a Reply