Home > Pulso > El Estado genera miseria

El Estado genera miseria

Estado genera miseria

Pobreza   Los impuestos se pagan para que el Gobierno Central los use en Seguridad

.

Estado genera miseriasLos últimos días del año, baja la actividad laboral, se reduce el tráfico en las calles de la ciudad, y aumentan las fiestas y viajes de vacaciones. A una gran mayoría se le olvida que es un momento ideal para reflexión, para identificar las metas para el año que viene y mejorar nuestro desempeño en las áreas dónde hemos detectado problemas. No podemos gestionar como país un Gobierno rico, si el pueblo, y nuestra sociedad es mayoritariamente pobre.

Priorizar el gasto

El 100% de los impuestos se pagan para que el Gobierno Central los use en Seguridad, Educación, Salud, Infraestructura y servicios esenciales. El fin último del Estado de Guatemala es garantizar los derechos humanos y cumplir con los objetivos de paz y convivencia pacífica.

Las necesidades sobrepasan las posibilidades de poder satisfacerlas, en mucho por la explosión demográfica, pero en gran parte por una ineficiencia sistemática del Gobierno, gastan para subsistir, pero los programas y obras no llegan a la población. En el análisis económico, las épocas de crisis, son cabalmente eso, períodos que finitos donde los problemas son mayores que las posibles soluciones. ¿se puede hablar de un estado de crisis permanente, entonces?

Estado Egoista

A la fecha, el Gobierno Central, vela por sus aumentos, bonos, pactos colectivos y privilegios. Por si esto fuera contrario totalmente a lo establecido en la Constitución Política de la República, resulta que es más importante para el Gobierno Central servirse de la población que servirle al pueblo de Guatemala. El plan 2017: Aumentar en Q. 6 mil millones la recaudación. Esta cifra es casi un 12% de incremento a lo que se recauda actualmente y es casi cuatro veces lo que crece nuestra economía al año, según lo que publican del Producto Interno Bruto, las fuentes oficiales.

Tanto la ayuda del Gobierno de Suecia, como los próximos préstamos proyectados por el Grupo del Banco Mundial, GBM, son para engrandecer, empoderar y privilegiar a los funcionarios públicos. Recordemos que la Ley del Presupuesto prohíbe adquirir préstamos para gastos de funcionamiento, tanto los créditos para la Superintendencia de Administración Tributaria, SAT, como para el Sector Justicia en 2017, son para ampliar su funcionamiento y pagar capacitaciones de sus empleados.

Hay un crédito por US$. 300 millones, Q. 2,244 millones, para la modernización del sector justicia. Los fondos serían proveídos por el Banco Centroamericano de Integración Económica, contrato préstamo No. 2181, orientado al Programa de Inversión y Modernización para el Sector Justicia.

Si cada centavo recaudado fuera utilizado para combatir la pobreza y mejorar eficientemente la educación, salud y seguridad de cada guatemalteco, Guatemala caminaría hacia el desarrollo. Pero los burócratas y funcionarios públicos tienen secuestradas a las instituciones del Gobierno Central. Ahora hasta los diputados y magistrados se recetan capacitaciones, diplomados, maestrías, bonos, aguinaldos, prestaciones y llegan hasta operarse quirúrgicamente, pagado todo por fondos y créditos públicos, cuando fueron funcionarios electos por períodos fijos y en ningún momento merecen percibir un centavo más, por sus cargos temporales.

Funcionamiento del Gobierno supera ingresos tributarios

El gasto por funcionamiento total, 2017, Q. 51,236,732,654 supera lo cobrado por la Superintendencia de Administración Tributaria, SAT, ha recaudado de enero a noviembre de 2016, un total de Q. 49,812.4 millones.

Claro está faltan los impuestos cobrados en diciembre, pero la idea es que todo lo que se tributa, va para pagar el funcionamiento de una burocracia, ineficiente, improductiva, lenta, negligente y con fuertes indicios de que continúan gestionando y propiciando los actos de corrupción. La planilla mensual del Gobierno Central supera los Q. 9 mil millones, una cantidad que es mayor aEstado genera miseria lo que se recauda cada mes, lo que entra en remesas cada mes, y casi es lo que se exporta al mes, en promedio.

ONG’s y Sociedad Civil

En baile de los millones, hay muchas Organizaciones civiles, no gubernamentales que reciben dinero directo del Presupuesto 2017. El aporte a la Fundación de Esquipulas, del ex Presidente Vinicio Cerezo, recibe Q. 1.5 millones, a 30 años de haber comenzado su período presidencial. El Colegio de Abogados Y Notarios recibe, Q. 7.755 millones. La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso, recibe Q. 3.6 millones. Los Bomberos Voluntarios reciben Q. 60 millones. Los Bomberos Municipales (de la ciudad capital) reciben, Q. 6 millones y un aporte adicional de Q. 13.98 millones y otro aporte pro-mejoramiento de Q. 6 millones. Bomberos Municipales Departamentales reciben Q. 40 millones. Canje de deuda por naturaleza, Q. 19.28 millones. Son entidades que ya forman parte del Gobierno porque viven de los recursos que el gobierno les provee. Es necesario que la Contraloría General de Cuentas, como el Ministerio de Finanzas se interesen en ver que cada centavo proporcionado sea bien utilizado.

Resarcimiento aumenta las víctimas del conflicto armado interno.  Las víctimas del conflicto armado interno, murieron. Ya se cumplieron 20 años de la firma de la Paz. La búsqueda de recibir dinero del gobierno central, ha hecho que cada día aumenten las víctimas del conflicto armado interno, ahora, superan en número a los caídos por el terremoto de 1976. Fuentes oficiales indican que, en 20 años del conflicto, perecieron 43,200 personas.

De 1996 a 2016, el Estado de Guatemala, ha gastado Q. 2,829,418,279 en resarcimientos. El Programa Nacional de Resarcimiento indica que desde 2003, ha atendido a 32,902 víctimas del conflicto armado interno y ésta entidad ha entregado Q. 725,052,398.59, equivale a Q. 22,036.72 a cada persona. Al paso que van, le pagarán también a cada uno de los migrantes que se fue a vivir al exterior, ya que, si bien no fueron desplazados necesariamente por el conflicto armado, aquí en Guatemala, no hay oportunidades reales para ellos y por eso emigran.

Hay más muertos por guerra contra el narco ahora

Pese a los esfuerzos actuales para reducir los índices de la violencia, desde 1996, por la guerra al narco, a las extorsiones derivadas del crimen organizado y lucha contra las migraciones ilegales, Guatemala, ha tenido más de 94,595 muertes violentas. Hay más argumentos ahora, después de la firma de la Paz, para acusar a Estados Unidos y a las entidades estatales, y grupos dedicados al crimen organizado, de genocidio, que durante todo el conflicto armado interno.

Salario Mínimo sube en 6.14% en 2017

Más allá de nuestros estimados, el Presidente Jimmy Morales, y la Ministra de Trabajo, Aura Leticia Teleguario Sincal, aumentaron el salario mínimo a Q. 86.90 y 6.12% de incremento para los trabajadores de maquila a Q. 79.48 por jornada laboral. Son por debajo del promedio de salarios que perciben actualmente los empleados del estado, ya que el Presupuesto 2017, no contemplaba, aumentos tan generosos de los salarios mínimos. Es casi dos puntos porcentuales arriba de la tasa actual de inflación, 4.22%, del Banco de Guatemala.

Actualmente el empleado público en promedio recibe hasta cuatro veces más que un empleado agrícola en el interior del país, y más de la mitad de lo que recibe un empleado urbano. Es necesario reiterar que la función pública no genera productividad ni riqueza para Guatemala, y que los aumentos de salarios deben ser atados a mayores rendimientos productivos para que serán merecidos.

Subsidios mal direccionados

El Instituto Nacional de Electrificación, Inde, ha pagado en 17 años, Q. 11,653.9 millones en el subsidio a la tarifa eléctrica.  La tarifa social fue creada por el decreto 96-2000, Ley de la Tarifa Social para el Suministro de Energía Eléctrica. Tanto el Ministerio de Energía y Minas como el Inde, son del criterio que un 10% de los que actualmente reciben la tarifa social de electricidad, son empresas o locales comerciales que no deberían de recibir este apoyo social. Este 10% equivale a 175,413 contadores de luz eléctrica.

El subsidio de la tarifa social es pagado por Bonos del Tesoro por la cantidad de Q. 300 millones para 2017. O sea, se endeuda al Estado de Guatemala, para pagar subsidios al consumo de luz eléctrica que únicamente benefician a guatemaltecos que reciben ese servicio, y que consumen menos de los 300 Kwh, al mes. Si bien es cierto, la mezcla de generación eléctrica en Guatemala, ha reducido en 20 años, paulatinamente lo que se consume, el acceso a los servicios de electrificación aun no llega, a los más necesitados.

El estado genera miseria

Reducir el gasto

Es necesario reducir la estructura del Gobierno a la mitad de lo que es en la actualidad. Ni el hecho que la burocracia consume y por ende se beneficia la economía de su gasto, es suficiente para justificar el alto costo de su funcionamiento. Este 2016, se cumplen 20 años de la firma de la Paz, y la firmó el gobierno de Álvaro Arzú, un gobierno que recibió el Presupuesto en aproximadamente arriba de Q. 4 mil millones y al final de sus cuatro años, lo había llevado a Q. 16 mil millones.

Gastar lo que no se tiene, no es virtud. Todo lo contrario, obliga a personas que no se benefician de los créditos y préstamos e intereses a pagarlo todo en futuro. Los pagos por deuda en 2017, son Q. 12,096,019,998. Sólo intereses y comisiones por la deuda son Q. 7,540,260,832. Solo en un año y es más o menos equivalente a todo lo que se paga en el área de Educación. Una educación que promedia menos de 180 días cada año, o sea menos de seis meses efectivos de clases.

Si realmente hiciéramos buen uso de los recursos, y los presupuestos fueran de acuerdo al nivel de ingresos, no habría necesidad de endeudarse para pagar mejores oficinas, capacitaciones y cirugías plásticas de los funcionarios públicos. Únicamente si se logra reducir el tamaño del Gobierno, se puede pensar en que Guatemala tiene una oportunidad real para caminar hacia el desarrollo. Los índices de desnutrición crónica, la falta de oportunidades reales, de educación eficiente y útil, nos ahogan.

.
.

Leave a Reply