Home > Columnas > Una observación como pocas
edgar-castro

Quiero contarles algo que me pasó el jueves pasado (22 de diciembre) al atardecer. Tuve la oportunidad de ver algo que no se ve todos los días.  La Estación Espacial Internacional, cruzando el cielo guatemalteco, con cielo completamente despejado, mientras a cierta distancia, el planeta Venus se definía con un brillo descomunal.  Fue una ocasión única para comparar sus magnitudes directamente, cosa que casi nunca se puede hacer porque el cielo está nublado, o porque cuando se mira la estación internacional no está visible Venus, o al revés, cuando está Venus no aparece la estación espacial.  Esta fue una ocasión especial, memorable. Uno siente que algo poco usual está pasando. ¡Murphy se fue de vacaciones!

Al comparar la brillantez de ambos objetos, por un lado, la EEI flotando a una altura de 400 kilómetros sobre Guatemala y por el otro, el planeta Venus a una distancia de 125.26 millones de kilómetros, uno tendería a pensar que se va a ver más brillante el objeto que está más cerca, sin embargo, no es así. La magnitud de Venus fue de -4.3 mientras que la de la EEI fue -3.6, en astronomía el valor más negativo significa el más brillante y así pude constatar que Venus, aun estando a 125 millones de kilómetros es más brillante. ¿Por qué? Aquí viene la ciencia, las nubes de Venus cubren todo el planeta, son inmaculadamente blancas, y están formadas por dióxido de carbono y ácido sulfúrico. Son muy densas y reflejan el 60% de la luz del sol, y por eso es tan brillante.   Fue una bonita ocasión para hacer ciencia, refutando lo que aseguran unos pocos estudiantes de Física desubicados, que afirman que los astrónomos aficionados no podemos hacer ciencia.  Espero recapaciten.

Finalmente, muchas veces, cuando publico algo y se nubla, mis colegas observadores del cielo bromean diciendo que como yo hice mucha bulla, el cielo se nubló y Murphy hizo de las suyas. Medio en broma, medio en serio me dicen que no haga tanto anuncio de los eventos astronómicos, especialmente si son importantes. Pero esta vez no pasó nada de eso. Lo había anunciado temprano en mi página de Facebook – https://www.facebook.com/castrobathen -, y nada malo pasó. El cielo no se nubló, no llovió, y todos se pudo ver perfectamente. Por lo tanto, no existe ninguna ley de Murphy y los que tenemos pensamiento científico no podemos creer en esas supersticiones.   Regresando al paso de la Estación Espacial Internacional sobre nuestro país, si usted quiere saber cuándo será la próxima, no necesita ser un experto en el cielo ni en astronáutica. Sólo acuda a su teléfono. Actualmente todos los teléfonos Smartphone tienen aplicaciones que se pueden bajar y hay una aplicación llamada Heavens-Above, la cual indica cuándo habrá un paso de la EEI sobre Guatemala. Además de dar la fecha, brinda la hora, rumbo, duración del paso y qué altura tendrá sobre el horizonte. Hay otra versión que es para escritorio y se puede descargar fácilmente googoleando las palabras Heavens-Above. No se necesita ser un genio, lo que sí hay que tener es cuidado y disciplina para acordarse de los próximos pasos.

Leave a Reply

8 − 3 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com