Home > Columnas > Protección al migrante
mireya-batun

El 4 de diciembre del 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas en la resolución 55/93 declaró el 18 de diciembre Día Internacional del Migrante, considerando el número elevado de emigrantes en el mundo y para proteger efectiva y plenamente los derechos humanos de todo migrante. La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado” y que “toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”. Según este precepto, en el Derecho Internacional a través de los Convenios Internacionales sobre Derechos Humanos está regulado el derecho a la migración, pero está incompleto pues es insuficiente para garantizar de forma plena ese derecho, porque la normativa de la Declaración no tiene efectos vinculantes para los Estados; sin embargo, constituyen el fundamento de las normas internacionales de derechos humanos y es inspiradora para hacer frente a las injusticias y lograr el disfrute universal de los derechos humanos.

I. Guille

I. Guille

El derecho a la migración arranca con cierta relatividad porque muchas veces es limitado por los Estados en ejercicio de su soberanía, y en países de América, con base en lo que se establece en la Convención Americana de Derechos Humanos, que instituye que el ejercicio que posee toda persona que se esté legalmente en el territorio de un Estado tiene derecho a circular por el mismo y, a residir en él, pero el mismo puede ser restringido por la ley, en zonas determinadas, por razones de interés público. Con base en el ejercicio de este artículo y erróneamente en el tema de soberanía, vemos que los países restringen la migración libre.

“Vemos que los países restringen la migración libre.”

Ahora existe un aumento de la xenofobia, al extenderse el rechazo al extranjero, quien es sujeto a desprecio, amenazas, agresiones y hasta la muerte porque el ciudadano de un Estado responde con una actitud hostil contra este porque le recrimina que no es ciudadano, que le quitará el trabajo, utilizará servicios sociales pagados por ellos y por tener cultura diferente; entonces los dejan segregados, haciéndoles vulnerables a caer en redes de trata de personas o bien delinquir para su sustento.

Con la llegada de Trump al poder, el próximo 20 de enero, se prevé que la intolerancia al fenómeno migratorio se recrudezca, por ser una de sus promesas de campaña la expulsión de migrantes. Esta intolerancia también existe en Europa y otros países y por ello este año ha sido el peor para la migración. Lamentablemente, el concepto de inmigrante es un derecho en crisis, EE. UU. Y demás países del mundo, se les olvida que el fenómeno migratorio siempre ha existido, y como lo dice Arjona en su canción Mojados, es la visa universal que se extiende el día en que nacemos y caduca con la muerte, pues es inherente al ser humano y está garantizado en convenios
internacionales sobre derechos humanos.

.
.

Leave a Reply