Home > Cultura > Tradiciones y celebraciones del Adviento y Navidad

Tradiciones y celebraciones del Adviento y Navidad

Adviento y Navidad
Por: Rafael E. Flores López

Guatemala  Una de las constumbres más arraigadas en el país son los nacimientos

El año litúrgico católico inicia con el Ciclo de Adviento, marcando su inicio el primer domingo después de la celebración de la festividad de Cristo Rey y se expande los cuatro domingos anteriores a la Navidad. En cambio, este ciclo, popularmente inicia en Guatemala el día 7 de diciembre, fecha que celebra las Luminarias (tradicionalmente llamada La Quema del Diablo) en la víspera de la celebración de la Festividad de la Virgen de Concepción. Durante este ciclo, se celebran las tradicionales Posadas, que son festividad eAdviento y Navidads populares  que recuerdan el peregrinaje de María y José desde su salida de Nazaret hasta Belén, donde buscan un lugar para alojarse y esperar el nacimiento del Niño Jesús.

Origen de las Posadas en Guatemala

El licenciado Juan Alberto Sandoval indica que, según el historiador Ramón Salazar (1852-1914), las posadas tienen su origen por iniciativa del Santo Hermano Pedro San José de Betancur y se inician el 16 de diciembre, terminando el 23 del mismo mes.  Estas consisten en la fabricación de una pequeña anda en la que se colocan imágenes de María y José vestidos de peregrinos. Las Posadas suelen ser organizadas por  hermandades católicas, iglesias o particulares. Cuando alguien decide organizar una Posada, necesita encontrar nueve casas que puedan recibirla. En cada casa se hace un altar y cada día es diferente el arreglo: el primer día es dedicado al Monte Tambor; el segundo, a La Ciudad de Naín; el tercero, a Los Campos de Samaria; el cuarto día es dedicado al Pozo de Sequén; el quinto, al Corral de las Ovejas; el sexto, a Los Copos de Nieve; el séptimo a La entrada de Jerusalén; el octavo día se dedica a La entrada a Belén y el último  al Portal de Belén.

Cómo se celebran:

La gente se divide en dos grupos, uno que permanece dentro de la casa correspondiente al día, y otro que, estando afuera, lleva el anda ya adornada. Las Posadas son acompañadas en su recorrido por el sonido de la caparazón de tortugas y chinchines. Durante el recorrido las personas que participan también llevan faroles de colores, con velas encendidas, los cuales sirven para alumbrar el camino de la posada, así como para hacer notar el paso de esta. La posada transita por las calles y avenidas y van cantando o rezando; cuando llegan a la casa que espera la posada, cantan los dos grupos letanías en responso (antiguamente eran las coplas del escritas especialmente para estas fiestas. Luego se reza el Santo Rosario y se medita sobre el día correspondiente, terminando la celebración con una refaccion consistente en ponche de frutas, caliente, tamales, pan dulce, café o chocolate.

Los Nacimientos

El licenciado Sandoval indica, además, que son  pocas las celebraciones que están caracterizadas por olores, sabores y sensaciones propias de la época y regiones específicas, siendo esta época una de ellas. La elaboración de los nacimientos tiene su origen hasta 100 años antes de la venida del Santo Hermano Pedro a Guatemala. A él se le atribuye el haber regionalizado la elaboración del mismo, situación lograda con la utilización de elementos nativos de la región.

Se pueden categorizar los nacimientos elaborados en Guatemala, basándose en la observación de cómo son realizados, indica el historiador Celso Lara Figueroa en el artículo Tradiciones Populares de Noche Buena en Guatemala. Publicado por el Diario La Hora el 23 de diciembre de 2003.

La primera categorización son los Nacimientos Eruditos, que son básicamente elaborados basándose exclusivamente en la narración del Nacimiento de Cristo en los Evangelios. La otra categorización son los Nacimientos Regionales o Populares, los cuales incluyen en su elaboración situaciones muy particulares de la región, como por ejemplo, la flora y fauna.  El tamaño de los nacimientos eruditos, mismos que se pueden apreciar en las iglesias o en ciertas residencias, usualmente ocupan un área aproximada de 2.5×3 metros aproximadamente, siendo estos considerados monumentales. Los populares ocupan un área mucho menor, acorde a los espacios disponibles en la vivienda familiar. Se construyen sobre cajones y mesas o plataformas que permitan fijar objetos. Puede tener una altura aproximada de 50 a 80 centímetros. Con papel grueso corrugado, preparado con engrudo, musgo, y aserrín de colores (usualmente llamado embreyado), plantas, musgo, y flores naturales y/o artificiales, se puede lograr la topografía del paisaje que será el escenario de la tradición navideña. Cuerdas con manzanilla, bellotas de pino, hojas de pacaya, pie de gallo, ramas de pino, y demás plantas ornamentales otorgan al nacimiento un agradable olor que resulta en una característica principal del mismo.

.
.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com