Home > Columnas > Diez años de la convención

El 13 de diciembre se cumplieron 10 años de la aprobación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad(CDPD)y su protocolo facultativo, aprobados en la sede de las Naciones Unidas. El Estado de Guatemala firmó estos documentosel 30 de marzo de 2007,los ratificó el 27 de octubre del mismo año y fueron aprobados por el Congreso de la República el 30 de septiembre de 2008 mediante el Decreto 59-2008. La CDPD es el primer instrumento amplio de derechos humanos del siglo XXIy la primera convención de la ONU que ha reunido un número tan elevado de signatarios en el día de apertura a la firma; la CDPD. señala un cambio paradigmático de las actitudes y enfoques respecto a las personas con discapacidad, lo que para nosotros, los guatemaltecos representa un reto monumental que debemos enfrentar con premura, compromiso y decisión.

La Convención se concibió como unaherramienta de derechos humanos con una dimensión manifiesta de desarrollo social inclusio en la que se adopta una amplia clasificación de las personas con discapacidad y se asegura que todas las personas con algún tipo de discapacidad deben gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales.El texto expone a la discapacidad en todas las dimensiones del derecho, indica las esferas en las que es necesario introducir adaptaciones para que las personas con discapacidad puedan ejercer en forma efectiva sus derechos,aquellas esferas en las que se han vulnerado y en las que hay que reforzar la protección de los mismos.

Entre los principios que establece la Convención se encuentran: el respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, la independencia de las personas, la no discriminación, la participación y la inclusión plenas y efectivas en la sociedad, el respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad y la condición humanas, la igualdad de oportunidades, la accesibilidad,el respeto a la evolución de las facultades de las niñas y los niños con discapacidad y su derecho a preservar su identidad. Si anhelamosvivir en un mundo más justo no debemos dar a todos lo mismo, debemos dar a cada uno lo que necesita.

.
.

Leave a Reply