Home > Vida > Disfrutando las Navidades con mi diabetes

Disfrutando las Navidades con mi diabetes

Disfrutado la navidad con mi diabetes
Por:  Dr. Víctor Castañeda, MA / viviendoconmidiabetes.blogspot.com

Para una persona con diabetes, es muy probable que las fechas de fin de año les signifiquen otro estrés por la presión que conlleva el compartir bebidas y comidas de la época. La verdad, las tentaciones están sobre la mesa todo el año y no únicamente estas fechas, ¿cierto o no?

.

Primero hagamos un pequeño repaso sobre la diabetes tipo 2, que es la causante del 90% de todas las diabetes, para nosotros esta es un complejo síndrome con múltiples fallas internas en el organismo, que al final nos llevan a tener el azúcar alta, pero en términos prácticos y primordialmente, es la falla irreversible del órgano que se llama páncreas, el cual produce la hormona insulina cada vez que el azúcar se eleva, y esta insulina es la que normaliza cualquier subida de azúcar. Luego de entender esto, ahora sabemos la razón por la cual el azúcar no se normaliza fácil luego de comerla. Ahora bien, esto puede sonar frustrante, pero la realidad es que hay que aprender a comer adecuadamente, y eso es mucho más fácil siendo educado y guiado por su médico y la nutricionista.

El tema de estas fechas entonces sería saber que podría y que no debería ingerir por mi diabetes… Comencemos con las bebidas alcohólicas, sinceramente, decirle a alguien cuánto debe tomar no es decisión del médico, lo que hay que saber es la mayoría de bebidas que se toman diluidas y ahora hay muchas gaseosas y aguas saborizadas sin azúcar, y tomarse un par de bebidas cargadas, si está en buen control no va realmente a afectar su diabetes en general, algunas excepciones son los vinos muy dulces o ponches azucarados, no son la mejor idea.

Pasando a los platos fuertes, esta época es muy frecuente que se cocinen todo tipo de carnes, y es muy importante saber que las carnes no aportan azúcares, de manera directa nunca sufrirá elevaciones de su azúcar por comer carnes, solo hay que cuidarse de los rellenos confitados o cualquier salsa confitada. Obviamente, los panes, pasteles, tamales y similares están cargados de muchos azúcares, así que su consumo se aconseja sea limitado. Las personas que usan insulinas de corta acción o para las comidas son las que tienen la ventaja de poder subir la dosis si van a pasarse de azúcares en alguna comida específica, mientras que para los que se tratan con pastillas, no se aconseja subir la dosis, sería muy peligroso. Entender, y saber sobre manejo y conteo de azúcares es muy fácil, puede usted repasarlo con su médico y nutricionista. Al final, hay que pasarla muy positivo, muy contento y usar el sentido común, recordemos que hay que vivir con la diabetes y no para la diabetes.

.
.

Leave a Reply