Home > Actualidad > Presentan diagnóstico y plan de prevención de la violencia

Presentan diagnóstico y plan de prevención de la violencia

Prevención de la violencia
Por: Pablo García

Informe   Guatemala se ubica entre los cinco países latinos con las más altas tasas de homicidios

.

El Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) y su analista María del Carmen Aceña, presentaron, en un hotel capitalino, una serie de recomendaciones para afrontar el problema de la violencia y el delito en Guatemala.Prevención de la violencia

Inicialmente se presentó el diagnóstico del problema de la violencia y el delito: Guatemala se encuentra entre los primeros cinco países latinoamericanos con las más altas tasas de violencia homicida, aún cuando la misma se ha reducido de 46.4 en el 2009 a 29.5.

En el 2015, y según los datos registrados hasta noviembre, se espera que en 2016 cierre en 27 homicidios por cada 100 mil habitantes.

DELITOS CONTRA PATRIMONIO

En la presentación resalta además la tasa de delitos contra el patrimonio que también es alta, según los registros de la Policía Nacional Civil (PNC), y en el 2015 se registraron 97 por cada 100 mil habitantes. En los últimos años han p

20161207-prevencion-de-la-violencia-3

roliferado delitos como la extorsión, los cuales impactan fuertemente en la percepción de inseguridad.

La tasa de denuncias por extorsión inició con un 31 por cada 100 mil habitantes en enero de 2016 y en octubre ya llegaba a 40. La tasa de robo de motocicletas bajó de 39 a 37 en el mismo período y la de robo de vehículos de 28 a 25. Hay que aclarar que estas tasas están basadas en los registros de denuncias de la PNC, por lo que no podrían estar reflejando la verdadera magnitud del delito, lo cual solo puede estimarse a través de una encuesta de victimización.

20161207-prevencion-de-la-violencia-4

MUNICIPIOS VIOLENTOS

Al analizar los datos de delitos registrados se encuentra que los mismos están concentrados en algunos departamentos y municipios de país. Por ejemplo, el 80% del total de homicidios del 2015 fueron cometidos en 68 municipios (20% del total de municipios), y la mitad de todos los homicidios se registraron en 20 municipios de los 340.

También las denuncias por extorsiones reportadas en el período entre 2008 y 2014 muestran que el 77% fueron hechas en cinco departamentos (Guatemala, Quetzaltenango, Escuintla, Suchitepéquez y Chimaltenango).

En el caso de los homicidios, además de su concentración geográfica, existe una focalización por edades. De los 4,778 homicidios registrados en el 2015, el 31% de las víctimas fueron jóvenes entre 18 a 25 años. El rango de edades de 18 a 35 años concentró el 58% del total de homicidios del 2015. Además, como se ha señalado anteriormente, la mayoría de los victimarios también son jóvenes entre 18 y 35 años.

Existen diversos factores de riesgo asociados para que los jóvenes se involucren en actividades delictivas y en la violencia. Factores económicos, laborales, familiares y culturales que podrían resumirse en falta de oportunidades para los jóvenes, quienes dificultan su transición hacia la vida adulta (CEPAL, 2015).

LAS RECOMENDACIONES DEL CIEN

Elaborar un plan estratégico con base en el Plan de Acción de la Política Nacional de Prevención de la Violencia y el Delito, las políticas de seguridad ciudadana del gobierno y el Plan de Seguridad y las metas estratégicas del MINGOB. Es necesario establecer metas a partir de una línea base con datos de denuncias de delitos complementados con una encuesta de victimización y percepción de la violencia y el delito.

Focalizar las intervenciones en la prevención secundaria y atender a personas en riesgo de ser víctimas y victimarios de la violencia, especialmente a jóvenes. Geográficamente debería focalizarse en los 30 municipios de mayor incidencia criminal, priorizados por el MINGOB. Es necesario diseñar y poner en práctica programas para atender a los jóvenes que no estudian ni trabajan. Esto incluye capacitación profesional para el trabajo, educación extraescolar y programas de empleo masivo.

Además crear un sistema de monitoreo y evaluación a nivel de proyecto. Asignar a un departamento de la UPCV que le dé seguimiento a los planes, programas y proyectos implementados tanto a nivel central por la Unidad como a nivel de los municipios/comunidades priorizadas.

Establecer un sistema de evaluación del desempeño del personal. Para ello es necesario elaborar los perfiles de los puestos. Especial importancia tiene el diseño de un sistema eficiente de coordinación de los delegados y subdelegados de la UPCV con las gobernaciones, consejos de desarrollo y municipalidades.

Utilizar las mejores prácticas a nivel mundial para fortalecer los programas de prevención de la violencia, las cuales recomiendan que las intervenciones deben ser integrales pero estar focalizadas en los territorios más afectados. Las intervenciones a nivel individual han mostrado los mejores resultados para reducir la violencia, especialmente los programas conductuales.

ATENDER LAS CAUSAS

Los programas específicos para reducción de la violencia trabajan sobre las causas de la violencia y el delito. Ejemplos de estos programas de prevención de la violencia que han sido exitosos en otros países buscan: Disminuir el ausentismo escolar. Fortalecer las habilidades sociales y cognitivas de los jóvenes. Implementar intervenciones para el manejo de la ira y la impulsividad. Monitorear nuevos hogares para aconsejar sobre la crianza no violenta de niños y para reducir el abuso infantil (disciplina asertiva, etc).

También fortalecer las capacidades para la mediación no violenta de conflictos. Fortalecer las capacidades de los jóvenes para el control de los impulsos, tener en cuenta las consecuencias y aprender sobre empatía.

.
.

Leave a Reply