El Siglo

El Cerrito del Carmen

En el Cerro del Carmen se encuentra el templo más antiguo construido en el valle de Guatemala. Está situado en la parte noreste de la ciudad capital. Fue inaugurado en 1620 (fecha que aseveran algunos historiadores, aunque se presume que sea inexacta), por el italiano, genovés, Juan Corz, integrante de la Tercera Orden de los Franciscanos.

Corz, la engalanó con la imagen de la Virgen de Nuestra Señora del Carmen, luego de recibirla de manos de las monjas carmelitas para que fuera trasladada a América. La Virgen se trajo a bordo de una nave que llevaba el nombre de “María Fortaleza” y durante todo el viaje él la cuidó para que llegara a buen resguardo.

El historiador y cronista Miguel Álvarez le llama con el nombre sutil de “Alma de la Ciudad”, es una imagen de plata que había pertenecido a Santa Teresa de Jesús. La ermita y el torreón lo construyó Juan Morales y Alfarol, mayordomo de la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen, alrededor de 1723. Con los terremotos de 1917-1918, la iglesia sufrió severos daños y esto tuvo como consecuencia que este templo permaneciera cerrado durante algún tiempo. Más tarde el templo fue reparado y abierto de nuevo a los feligreses y visitantes en 1925.

Este lugar siempre ha servido de paseo para los guatemaltecos y más de alguno se ha enamorado de su belleza. Se considera un mirador donde se pueden observar las calles de las zonas 1, 2 y 6 y especialmente la antañona Avenida Juan Chapín, comarca del legendario “Pie de Lana”, personaje reconocido en el libro de José Milla y Vidaurre “Historia de un Pepe”.

Triste recuerdo

El 24 de abril de 2001, la venerada Virgen fue robada del Altar Mayor de la Iglesia del Cerrito, la consternación e indignación hizo que los guatemaltecos a toda voz pidieran su aparición. Todos esperaban un milagro y este sucedió con la aparición de la imagen el 5 de marzo de 2013 en una vivienda de Tecpán Guatemala, Chimaltenango. El 16 de julio de cada año en este bendito lugar se celebra su feria anual, la que es muy concurrida por los chapines. La Municipalidad capitalina y una fundación han embellecido sus alrededores y ahora nuevamente es el paseo ideal de los guatemaltecos y sigue siendo el lugar de encuentro de muchas parejas de enamorados.

 

 

.
.