Home > Columnas > El turno de Italia
opinion
Por: Jonathan Ardón F.

El domingo se llevará a cabo un referéndum donde los italianos, votarán sobre la reforma constitucional. Dicha reforma  pretende entre otras cosas, eliminar el llamado bicameralismo perfecto, el cual asigna las mismas competencias a la Cámara de los Diputados y al Senado. La reforma no elimina el Senado, sino que lo convierte en un órgano de representación territorial, logrando excluir al Senado del proceso legislativo, para facilitar la gobernabilidad del país y la tramitación de leyes.

Los miembros del Senado pasarían de los 315 actuales a un máximo de 100. De ellos, 95 serían representantes locales -74 elegidos por los Consejos Regionales y 21 por los alcaldes- y el presidente de la República podría nombrar un máximo de cinco por un mandato de siete años. Dicha reforma, ha friccionado el ambiente político en Italia, las últimas encuestas muestran que el rechazo a la reforma de Renzi alcanzaría el 55%, frente a un 45% a favor. No obstante, todas las encuestas coinciden en el elevado número de indecisos, entre el 15% y el 25% de los votantes.

Lo cierto es que predomina el ambiente muy tenso de incertidumbre, porque el referéndum se ha convertido en un plebiscito sobre Matteo Renzi. El primer ministro, planteó la reforma como un paso histórico, a su juicio, permitirá reducir el aparato político y acelerar y simplificar la actividad del Parlamento. También  anunció que dimitirá en el caso de un rechazo de la reforma. A pesar de que la consulta no preguntará a los italianos sobre su permanencia en la Eurozona, no puede dejar de compararse el referéndum de Italia con el brexit, donde Reino Unido votó a favor de la salida de la Unión Europea.

El poder financiero y político de Europa apoya claramente a Matteo Renzi, porque desea que no caiga en la inestabilidad. Si gana el no, podría generar una crisis muy aguada de gobierno y una inestabilidad política. Y llegar a adelantar las elecciones, donde se prevé ganaría peso el Movimiento Cinco Estrellas (M5S). Que entre sus pilares, se encuentran el apoyo antieuro y el euroescepticismo como una de sus banderas, motivos que han llevado a entrever cierto parecido entre el referéndum en italiana y el brexit.

Con el 133% del PBI, Italia es el segundo país más endeudado de la Eurozona, justo después de Grecia. Italia es la tercera economía de la Eurozona y de seguir teniendo problemas podría generar un efecto dominó y arrastrar a otros países.  El rescate económico como el del caso de Grecia no funcionaría en el caso de Italia, porque tiene demasiado peso en la Eurozona. Es incierta la forma en que podría llevarse a cabo una salida de la Eurozona, pues un referéndum sobre la salida del euro no puede celebrarse, iría contra la Constitución. Es algo que slo puede decidir el Parlamento.

El país seguiría dentro de la Unión Europea. Al menos, a corto plazo dependiendo de los resultados del referéndum del domingo.  Es hora de preguntarse qué tan sólidos y que tan convenientes son a largo plazo las integraciones entre los Estados, ya se han visto debilitamientos en varias integraciones.

.
.

Leave a Reply