Home > Columnas > La maternidad de fantasía

La maternidad de fantasía

opinion
Por: Natalia de Biegler

Al trabajar con mamás de bebés y niños pequeños, muchas veces me encuentro con frustraciones en torno a la maternidad, derivados de expectativas poco realistas que las mujeres actualmente tendemos a asumir. Tomando en cuenta que existen millones de recursos para buscar información, tecnología avanzada y cada vez más artefactos que claman simplificarnos la vida, podría pensarse que la maternidad debería ir tornándose más sencilla conforme pasan los años; sin embargo, las investigaciones demuestran que la cosa se nos va complicando.

¿Por qué? Para empezar, se ha encontrado que los medios de comunicación son determinantes en las fantasías que construimos sobre lo que significa ser una buena mamá: esa mujer feliz dando lactancia a un recién nacido, con un cuerpo que parece no haber pasado por un embarazo y ni trazos de una ojera, bien peinada y lista para regresar a trabajar sin culpas ni dificultades, y además con una casa digna de Pinterest.

“Podría pensarse que la maternidad debería ir tornándose más sencilla conforme pasan los años.”

Los estándares son demasiado altos para la realidad que vivimos la mayoría de mujeres en las áreas urbanas. El entorno nos dice que deberíamos tenerlo todo porque, en teoría, podríamos tenerlo si tan sólo nos esforzáramos un poco más, como lo hace la fulana. Ella sí que es buena mamá.Siempre lo digo: vale la pena detenernos a pensar en que todas tenemos circunstancias diferentes y cada una carga con sus propias maletas.

No sabemos lo que ocurre detrás de puertas cerradas, lo que cada una ha vivido, cómo ha sido cada embarazo, cada parto y cada posparto. Valdría la pena hablar con franqueza y escucharnos más para aprender unas de otras, porque esa es la belleza de la maternidad: nos empuja a hacer lo que podemos, con lo que tenemos, en donde estamos. Y aún mejor si nos sentirnos acompañadas en el proceso; tal vez así podríamos encontrar que la maternidad real, con todo y sus momentos duros, es aún mejor de la que imaginamos.

.
.

Leave a Reply