Home > Columnas > Violencia obstétrica
opinion
Por: Luis Roberto García

En el Día Internacional de la no Violencia contra las Mujeres, asistí a un conversatorio acerca de diversos temas, organizado por la Secretaria Presidencial  de la Mujer en un hotel capitalino, en donde estuve presente y muy atento a las diversas problemáticas que las invitadas disertaron y muy adecuadamente cada uno planteó sus conocimientos de las diversas temáticas que dieron a conocer a todos los asistentes a este evento.

.

Las principales temáticas fueron por cierto en contra de la No Violencia contra la Mujer y un tema, llamó mi atención, denominado Violencia obstétrica que muy acertadamente la conferencista o invitada, dio a conocer todo sobre este tema y recalcó que este tipo de violencia no es conocida por las diversas organizaciones y que en la actualidad, su organización Legislativas, promueve toda la legislación para que se hable de este tema y se erradique principalmente de los tratamientos médicos que las mujeres reciben en los hospitales principalmente los del sector público.

La Organización Mundial de la Salud OMS, dice que todas las mujeres tienen derecho a recibir el más alto nivel de cuidados en su salud, que incluye el derecho a una atención digna y respetuosa del embarazo, del parto, su puerperio (Período de tiempo que dura la recuperación completa del aparato reproductor después del parto, que suele durar entre 5 y 6 semanas.), y el derecho a no sufrir violencia ni discriminación.

Es común escuchar relatos de mujeres que evidencian situaciones de trato irrespetuoso, ofensivo o negligente durante el parto. Hay que tener en cuenta que las mismas son especialmente vulnerables durante el parto, situación que puede a su vez tener consecuencias adversas para la crianza del bebé, en cuanto genera poca adherencia al sistema de salud el haber tenido una mala experiencia. En los últimos años el acceso universal a la atención en salud reproductiva de calidad, anticonceptivos disponibles y gratuitos, y la atención materna pudo reducir drásticamente los índices globales de morbimortalidad materna.

Y la disertante, recalcó que en muchos hospitales se les hacen tactos vaginales a las mujeres sin ser necesarios y los médicos con toda su supuesta profesionalidad, hacen de las suyas y emergen sus más depravados pensamientos y sentimientos hacia estas mujeres que muchas veces no requieren de estos exámenes y que los galenos muy abusivamente cometen estos actos de tocar a las mujeres bajo su consentimiento y pensando que así se van a curar. También, habló sobre la posición correcta de dar a luz a un niño, y dijo no es precisamente acostada la posición más correcta pero como a ellos se les da la gana así dan a luz las señoras y muchas veces sufren las consecuencias.

Es más probable que las mujeres adolescentes, solteras, de bajo nivel socioeconómico, las que pertenecen a minorías étnicas, inmigrantes y las que padecen VIH sufran más frecuentemente trato irrespetuoso y ofensivo, por su condición de tener algún padecimiento de salud y de ser abusadas más fácilmente. La disertante, agregó que seguirán dando a conocer este tipo de temática para que las mujeres se concienticen que no pueden sufrir este tipo de abusos.

.
.

Leave a Reply