Home > Editoriales > Ya no se debe volver al pasado

Ya no se debe volver al pasado

editorial

Si bien en nuestro país la justicia ha tenido algunos avances, no son los suficientes para pensar que esta se aplica con certeza y a todas las personas por igual. En Guatemala, tradicionalmente se piensa que la justicia favorece a quienes tienen dinero o influencias, y no han estado tan equivocados quienes así lo expresan.

La justicia a través de los años ha estado en manos de personas que no la han sabido aplicar, o han respondido a intereses de grupos muchas veces al margen de la ley. Incluso los mismos jueces o magistrados no pueden decir que son probos en su totalidad, pero habrá quienes son dignos de admirar porque sí aplican las leyes como debe ser. Hay pocos pero los hay.

Cuando decimos que la justicia ha avanzado, es porque no imaginábamos que un expresidente o una exvicepresidenta estén guardando prisión, lo cual culminará con una sentencia por las pruebas que recabaron las autoridades del Ministerio Público. Este año, no solo están en prisión exfuncionarios del gobierno pasado, sino también diputados e incluso jueces.

Sin duda, no queremos que esto retroceda, los guatemaltecos de bien, que son la mayoría, desean que la justicia abarque a los corruptos en todas las entidades, sobre todo aquellos que han usado el dinero que proviene de los impuestos que paga la ciudadanía. Este dinero que pagan como impuestos los guatemaltecos llora sangre, porque la situación económica del país es difícil y cuesta reunir los fondos para pagos en las municipalidades y otros servicios.

En el noveno informe que presentó Iván Velásquez, titular de la CICIG, hace referencia a que “siempre existe la amenaza de la regresión de la impunidad, incluso los procesos en marcha que mantienen a conocidos personajes en prisión podrían ser manipulados y desviados para otorgarles libertad y devolución de bienes con el paso del tiempo, quizá por eso entorpecen y dilatan los procesos”. Se señaló además que las investigaciones les han permitido conocer a profundidad cómo se conforman, actúan, se disfrazan, reaccionan estas estructuras criminales que tanto daño le han hecho al sistema social, económico, político y judicial en Guatemala.

Se indicó además que el Estado de Guatemala ha sido cooptado por redes políticas y económicas ilícitas en ciertos períodos de su reciente historia. El comisionado Velásquez detalló algunos procesos en los cuales se evidenciaron este tipo de redes, como los casos Cooptación del Estado, TCQ, Lago de Amatitlán, Aceros de Guatemala.  Además, destacó varias sentencias que se lograron en este año, como en los casos de “plazas fantasmas” del diputado Gudy Rivera y de la jueza Jisela Reinoso, entre otras.

 

 

.
.

Leave a Reply