Home > Actualidad > Osita deja el zoológico La Aurora

Osita deja el zoológico La Aurora

Osita Valentina

La osita Valentina, nacida el 30 de diciembre de 2014 y presentada a la prensa el 3 de marzo de 2015, fue donada por el zoológico La Aurora a la Fundación Refugio Salvaje (Furesa) de El Salvador, según informaron personeros de esa entidad. Valentina estuvo poco tiempo en el zoológico La Aurora, ya que el pasado16 de enero fue donada por tiempo indefinido a Furesa, según lo indicaron personeros de la fundación salvadoreña.

.

Los padres de Valentina son Polina y Prohor, ejemplares traídos de Rusia, los cuales permanecen en el parque zoológico de la zona 13. Hace más de 10 años que en La Aurora no se conocía del nacimiento de un oso pardo, según autoridades del zoológico, pero esta osezna solamente estuvo un año en la veterinaria, en lugar donde fue fotografiada. Valentina, una osa parda que tiene un año de edad, es uno de los nuevos ejemplares con que cuenta Furesa, ubicada en el cantón Las Graditas de Jayaque, La Libertad, El Salvador.

La osezna, cuya sola presencia y movimientos despiertan la  alegría de quienes tienen la oportunidad de admirarla de cerca, ha sido trasladada desde La Aurora, de Guatemala, en calidad de préstamo indefinido. Actualmente, Valentina pesa 110 libras, su dieta está compuesta en un 20% de proteínas (carne y concentrado), y un 80% de frutas y vegetales, pero es especialmente amante del camote, los bananos y, por supuesto, la miel.

Según se informó, la pequeña Valentina desde su llegada ha permanecido en cuarentena. En ese período, que terminará el próximo 21 de enero, se le ha hecho una revisión médica y practicado exámenes para determinar si tenía parásitos. Dichas pruebas han salido negativas. “Ella es una amigucha, juega con la gente. Se para y espera que le hagan caricias”, comentó la representante de Furesa. Valentina fue transportada desde Guatemala vía terrestre, pero de forma previa fue entrenada para que se acostumbrara a estar en la jaula donde fue traída.

“Primero venía ansiosa, pero luego se tranquilizó. Le veníamos dando galletas de trigo y miel que le encantan”, explicó la encargada de la fundación. Por el momento la osezna permanecerá sola en un recinto especialmente adecuado para ella, pero tienen planes de buscarle en el futuro un macho para que se pueda reproducir.

.
.

Leave a Reply