El Siglo

Palacio Nacional de la Cultura o “Guacamolón”

Fue construido en tiempos del gobierno del general Jorge Ubico Castañeda, para que fuera sede del Organismo Ejecutivo, su ubicación en el costado norte de la Plaza Mayor (hoy Plaza de la Constitución), este lugar era el predio que antes de los terremotos de 1917-1918 ocupara el ayuntamiento de la ciudad, en cuyo lado poniente se encontraba hasta 1937, la sede de la Policía y el Portal del Señor, lugar este muy mentado en el libro de Miguel Ángel Asturias “El Señor Presidente”.

La obra se inició el 4 de julio de 1937 y se inauguró el 10 de noviembre de 1943. El diseño y la planificación estuvieron a cargo del arquitecto Rafael Pérez de León. La estructura de concreto armado fue hecha por el ingeniero Enrique Riera Isern. 

La Municipalidad se encargó de la construcción y administración.  El edificio mide 127 m, de oriente a poniente y 70 m, de norte a sur; tiene tres pisos, sótano y cuatro torreones, con un piso adicional, en las esquinas. Se le puso un revestimiento que simula piedra de color verde pálido. Su costo fue de Q2.353.593. 82.

En su decoración colaboraron los artistas Alfredo Gálvez Suárez, Julio Urruela Vásquez, Carlos Rigalt y Rodolfo Galeotti Torres.

Una de las curiosidades es que en el interior del pasaje principal del monumental edificio se  encuentra el llamado mojón que marca el kilómetro cero del sistema carretero del país.

Con el paso del tiempo la estructura palaciega ya no se dio abasto para albergar a todos los ministerios del Estado y durante el gobierno del presidente Álvaro Arzú, en 1998, se ha destinado a propósitos culturales y también se le cambió el nombre y hoy se le conoce como Palacio Nacional de la Cultura.

No cabe duda que actualmente cumple con las expectativas, por las cuales se le diera otra actividad y es así como ahora se realizan actos oficiales y diplomáticos, así como presentaciones artísticas; entre estas últimas, conciertos musicales y exposiciones diversas, permanentes y temporales.

Asimismo, en el patio principal se encuentra el “Monumento  a la Paz”, el cual está  fundido en bronce y constituido por dos manos posicionadas hacia el firmamento, colocadas sobre un bloque de piedra que a su vez es soportado por un conjunto de 16 brazos fornidos, entrelazados, que representan la unidad del pueblo de Guatemala.

En este lugar se celebra el “Cambio de la Rosa de la Paz”, el cual consiste en invitar a una personalidad de la sociedad o miembro destacado que trabaje en el desarrollo y cumplimento de la tranquilidad del país y participe del este magno acontecimiento.

Es de conocimiento general que fue la sede del gobierno, pero a partir de 1998 se convirtió en un oasis  de cultura, aunque todavía hay gente que lo vincula a la política.

.
.