Home > Columnas > El populismo gana terreno

El populismo gana terreno

opinion
Por: Jonathan Ardón F

Los últimos acontecimientos electorales a nivel internacional, el plebiscito en Colombia, el brexit, la elección de DonalTrump, la reelección de Rajoy, incluso la elección de Jimmy Morales, como presidente de nuestro país, han roto con las proyecciones de expertos. Algunos expertos señalan que en todos los casos ha prevalecido el populismo, ¿Pero qué es realmente el populismo?

En su columna de esta semana, también en este medio, la colega Internacionalista Erlin Amaya nos dice que “…contrario a lo que la mayoría suele comprender por tergiversaciones que se han dado a dicho término, el populismo no se refiere a  la clase social más baja, no es el más pobre, ni el analfabeta, no es el que vive en el campo, ni el que no tiene acceso a educación, no es necesariamente socialismo, y no responde exclusivamente a una inclinación de derecha o izquierda…”.

En efecto no existe un concepto que defina a las personas, movimientos y partidos políticos, como populistas.    El populismo no puede definirse exclusivamente en términos de derecha, centro o izquierda, incluye tanto a Donal Trump como a Berenie Sanders, al Frente Nacional en Francia y de Podemos en España. Ejemplos como Nigel Farage, el líder del partido UKIP, que ha definido la victoria de Trump como un super-Brexit, también encontramos a Marine Le Pen en Francia, quien alaba a Trump porque promete, un Estado fuerte, mano dura contra el inmigrante, etcétera.

Por un lado, los de izquierda celebran la victoria de Trump, cayendo en la categoría de populistas, pues para ellos dicha victoria representa el último paso antes del colapso del sistema. Pero ellos también celebran la derrota de Clinton, ya que el resultado representa el fracaso del status Q y la ven como la oportunidad para el paso de su propuesta y que esta sea la única factible.

Todos los populismos, quieren y dicen hablar en nombre del pueblo, al que quieren devolver el poder hurtado por los poderes financieros, las instituciones supranacionales o la vieja política corrupta.  La izquierda populista defiendea la gente contra una élite o un establishment. Es una política vertical de la parte inferior y media, dispuestas contra la parte superior. Populistas de derecha defiende al pueblo contra una élite, que acusan de favorecer a un tercer grupo, que puede consistir, por ejemplo, el grupo de los inmigrantes, terroristas, militantes, entre otros. El populismo de derecha es tríadica, no se mira hacia arriba, sino hacia abajo o bien un grupo fuera.

El populismo de izquierda es diferente a una política progresista o liberal que trata de conciliar los intereses de las clases y los grupos de oposición, también es diferente a los movimientos socialistas o sociales, no es una política de conflicto de clases, y no busca necesariamente la abolición del capitalismo.  Mientras que el populismo de derecha, por su parte, es diferente a un conservadurismo que se identifica principalmente con élites capitalistas contra sus críticos y antagonistas de abajo,  también es diferente a un conservadurismo autoritario que pretende subvertir a la democracia.

.
.

Leave a Reply