Home > Editoriales > Las cárceles deben estar en poder de las autoridades

Las cárceles deben estar en poder de las autoridades

editorial

Nadie de nosotros quisiera ingresar a una cárcel, empezando por el desorden que se vive en ellas, empezando  porque no se clasifica a los reos, muchas veces a personas con delitos menores van a parar a lugares donde están los acusados de asesinato o narcotráfico.

Recuerdo un comentario de un ciudadano común, que conduciendo su carro fue impactado en la parte de atrás por un  motorista y acompañante, lamentablemente uno de ellos murió.  Se  quedó a prestar auxilio, pero lo detuvieron y paró en la  Torre de Tribunales, allí estuvo por varias horas.

Posteriormente se le pidió  una caución económica pero no tenía el dinero para cancelarla, no hubo más remedio que ir a parar el Preventivo de la zona 18, el contó que en el sector donde estaba había un narcotraficante conocido. Dos días después la familia pudo pagar y salió libre. Quienes le chocaron habían ingerido local y esto fue lo que le ayudó en parte para librarse del caso.

Lo cierto es que para nadie es un secreto que el control de las cárceles lo tienen quienes están adentro.  La requisa, de impacto, como le denominaron las autoridades del Sistema Penitenciario que realizaron ayer hizo que la realidad aflorara. Los internos tienen el control en los sectores de los centros de privación.  En este caso se requisó el Preventivo para hombres de la zona 18  y fue en el  sector 11, donde están recluidos los integrantes de la pandilla 18;  se comprobó que viven mejor que muchas de las personas que no tienen  el pan diario para sobrevivir en todo el país.

Se les encontró televisores, teléfonos, y otras cosas, y hasta tienen su propia cancha para jugar fútbol. También un listado de personas para extorsionar para variar.  Esto da a entender que siguen desde las cárceles amenazando a los buenos ciudadanos que se ganan la vida honradamente  y esto no tiene control  por parte de las autoridades respectivas. Parece que las estrategias del Ministerio de Gobernación, a cargo del Sistema Penitenciario, no están  funcionando. No hay control ni de los presos, ni de los guardias, que siguen introduciendo  objetos hacia dentro.

Es penoso saber que no sólo con los impuestos que pagan los guatemaltecos se mantiene la alimentación de quienes guardan prisión, sino que dentro estos viven bien, y hasta tienen tiempo para extorsionar. Donde están los programas de reinserción para tenerlos ocupados en algo o que por lo menos trabajen para ganarse su comida diaria.    Ya es tiempo que las autoridades de Gobierno y los Ministros dejen el trabajo de escritorio y que realmente hagan algo en beneficio de las personas que si producen en este país.

.
.

Leave a Reply