Home > Nacional > Una vez más, el Congreso queda a deber a la población

Una vez más, el Congreso queda a deber a la población

El Congreso queda una vez más a deber a la población

La labor de los diputados al Congreso de la República una vez más quedará a deber en lo que resta del año. Lo que se rescata, es que la gestión de Mario Taracena colaboró para ordenar el tema laboral, pero en cuestión de leyes no se avanzó.

.

Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana, considera que el Congreso quedó a deber porque no se avanzó en una agenda de aprobación de leyes para beneficio de la población.

“Sin duda terminará el año y quedarán a deber. Lo que sí es cierto es que ahora hay suficiente presión nacional e internacional para que la agenda de reformas se mantenga”, expone.

Al comentar sobre la futura gestión del nuevo presidente Óscar Chinchilla,  al frente del Congreso, indicó que este no podrá plegarse a intereses de diputados debido a la vigilancia que tendrá de todos los sectores.

El Congreso queda una vez más a deber a la población

Manfredo Marroquín de Acción Ciudadana.

No visualiza que él vaya a detener el empuje que hay que hacerle a varias reformas.  Además, considera que ve difícil que él pueda cambiar una agenda definida. Marroquín señala que quizás los diputados retrógrados tendrán la intención de detener algunas leyes, pero no tienen la fuerza suficiente que tenían antes.

Poca producción de leyes

A su criterio no hubo suficiente producción de leyes este año, porque con presiones los diputados trabajan un poco pero sin ellas su labor es nula y no produce. “Sin presiones solo trabajan para ellos mismos y esto se ha dado en los 19 años anteriores”, agregó.

Marroquín considera que hay muchas prioridades en cuanto a leyes que no se han atendido  y que son prioritarias en seguridad, economía, además hay temas de justicia. “Las prioridades son muchas y lo importante es que ellos las definan, ojalá se comprometan a llevarlas a cabo”, prosiguió.

Considera que hay leyes importantísimas que se deben tocar, como la reforma electoral, la reforma constitucional al sector justicia, además la ley de competencia.

Trabajo anterior nulo

El director de Acción Ciudadana recalca que lo rescatable de la administración de Mario Taracena es que ordenó temas como trabajadores del Congreso: “Diría que quitó toda la grasa que tenía el Legislativo, diría que fue lo más importante”.

El Congreso queda una vez más a deber a la población

Óscar Chinchilla. nuevo presidente del Congreso.

Población no debe ser apática

Al analizar la participación de la población en cuanto a presionar al Congreso para que este funcione, dijo que ha habido cierta apatía, pero esto es resultado de muchas frustraciones  y las manifestaciones no pueden darse cada año. “La  población es un grupo importante y debe estar al tanto de lo que sucede en el Congreso, además debe presionar por más cambios”, aseveró.

Intervención para elección

En la elección del nuevo presidente del Congreso, Óscar Chinchilla, Marroquín considera que sí hubo evidente intervención del Ejecutivo y fue una maniobra para que se diera de esa forma.

Velar por el no retroceso

A su criterio lo poco que se logró en el tema de personal del Congreso este año no puede retrocederse, además que la aprobación de algunas leyes no deben responder a los intereses de los grupos de intereses, y a eso debe estar vigilante la población. “La población debe estar atenta en la medida de lo  posible a todo lo que sucede en el Congreso. Queremos cambios en la ley electoral, donde el partido político coloque los nombres de los diputados, pero que sea la gente quien los escoja”, expone.

Un Congreso activo y no pasivo

Marroquín considera que el gran problema del Legislativo es que ha sido un ente apático  e indiferente a la realidad nacional, pero esto está cambiando por la presión que ahora hace la sociedad civil y la comunidad internacional.

.
.

Leave a Reply