Home > Columnas > Seducción del mundo virtual

Seducción del mundo virtual

jose-camacho

Es muy común ver a niños, jóvenes y no tan jóvenes, metidos en sus dispositivos móviles, un celular, una tableta… A esto se refiere el titular: al poder seductor de la realidad virtual. Pues parece que lo de hoy es estar enchufados al aparato todo el tiempo con diversas razones -no solo juegos- y eso hace que gran parte de la vida sea de forma virtual y puede llegar a ser difícil salir de esa realidad y desconectarse del mundo real.

Y comenta una madre (Silvia del Valle, ideas claras 14 octubre 2016) que esto puede obligar a los pequeños -y nos tan pequeños- a vivir en un mundo irreal para estar a la moda; y salen de la realidad, descuidan el trato con quienes conviven: “no puedo imaginar un mundo donde miles de millones de personas caminen por ahí, con la mirada fija en el teléfono o dispositivo, sin darse cuenta de lo que pasa a su alrededor” y comenta que es importante enseñar a los niños lo que verdaderamente tiene importancia en la vida.Seducción del mundo virtual

En que esto es importante (indispensable) hacerlo mediante el ejemplo, es decir, que aprendan a valorar lo que tienen porque nosotros lo hacemos. No podemos pedirles que no se dejen dominar por sus dispositivos, si nosotros no podemos hacerlo.

En esta temática impactó la publicación de la Academia Americana de Pediatría (AAP) que incluía recomendaciones a pediatras, escuelas, gobiernos locales y un apartado para los padres. Y el tema central es que los pediatras americanos están preocupados por la cantidad de tiempo que los menores pasan delante de alguna pantalla, cosa que ha aumentado con la generalización de las tabletas. Aunque reconocen el potencial formativo de las nuevas tecnologías, alertan de que solo unos pocos contenidos cumplen con los requisitos para producir efectos positivos en los niños. Y que la implicación de los padres es clave: ellos deben ir por delante.

Otro informe reciente de Family, Kids & Youth, una agencia de investigación especializada en la infancia y adolescencia, señalaba riesgos en los jóvenes (juegos con contenidos violentos y sexuales; comunicarse con extraños a través de las redes sociales, etcétera), y llegaba a una conclusión interesantes: el uso absorbente de los dispositivos digitales puede perjudicar el desarrollo cognitivo y emocional de los más pequeños, y entraña riesgos importantes para los chicos de mayor edad e incluso de los adultos.

Estamos sumergidos en una hiperconectividad continua que nos hace olvidar la compañía, cara a cara… La cuestión de fondo es que hay el peligro de que cuanto más conectados estamos, más sentimos la necesidad de seguir estándolo y aislarnos. Y en vez de vivir el momento presente, podemos olvidarnos de la compañía familiar o de amigos, por sentir una la imperiosa necesidad de compartir con los otros (tuit, video…). Es necesario comenzar a desintoxicarse digitalmente.

Sin duda el mundo virtual es positivísimo para uno, la vida familiar, social, profesional. Pero lo fundamental es no dejarse dominar, que no mande en mi vida y olvidar a quienes me rodean… Cuesta… pero vale la pena, también mis cercanos.

.
.

Leave a Reply