Home > Nacional > Inicia proceso de extinción de aeronaves de Pérez y Baldetti

Inicia proceso de extinción de aeronaves de Pérez y Baldetti

Inicia proceso de extinción de aeronaves de Pérez y Baldetti

La Unidad de Extinción de Dominio del Ministerio Público (MP) inició ayer la acción de extinción de dominio de dos helicópteros, uno relacionado al exmandatario Otto Pérez Molina, a nombre de Opulence, S.A.; el otro bien vinculado a la exvicepresidenta Roxana Baldetti Elías, a nombre de Baja Global Services, S.A., dos  entidades de origen beliceño.

Según los fiscales, se trata de la aeronave relacionada a Pérez Molina, marca Bell modelo 407 GX, matrícula TG-PES, valorada aproximadamente en 3 millones 175 mil dólares, de la cual es arrendataria Halifax Limited, S.A.

Mientras que la vinculada a Baldetti es la de marca Bell, modelo Jet Ranger III, modelo TG-ESP (de la cual no se tiene un precio establecido), con arrendatario de nombre Carbonari Incorpored, S.A. Las medidas cautelares de los dos bienes fueron decretadas el 1 y 8 de junio de 2015.Inicia proceso de extinción de aeronaves de Pérez y Baldetti

La audiencia se llevó a cabo en el Juzgado de Primera Instancia de Extinción de Dominio, a efecto que los dos helicópteros pasen en definitiva a favor del Estado de Guatemala. La continuación de la audiencia fue programada para el 18 de noviembre del año en curso en esa judicatura. En el inicio del debate oral, en el que se determinará si dos helicópteros propiedad del expresidente Otto Pérez Molina pasarán a manos del Estado, fue programado por el Juzgado de Extinción de Dominio para el próximo 9 de noviembre.

Valorados en millones

El Bell 470GX, modelo 2013, valorado en 3 millones de dólares, fue adquirido en 2014 como un obsequio para el exmandatario. Según la investigación del MP, el helicóptero habría sido adquirido a través de una “cooperacha” entre los exministros Manuel López, Alejandro Sinibaldi, Erick Archila y Mauricio López, y el expresidente del IGSS, Juan de Dios Rodríguez.

En el caso del helicóptero TG-ESP, originalmente era TG-ORA, por las iniciales de Otto Pérez, Roxana Baldetti y Alejandro Sinibaldi, según declaró Estuardo González, alias Eco. De acuerdo con Samayoa, la aeronave estuvo un tiempo en el hangar de Guillermo Lozano, quien también fue piloto aviador de Pérez Molina.

Al igual que con el otro helicóptero, no aparece a nombre de alguno de los mencionados, ya que a través de testaferros se registró como propiedad de la sociedad Opulens, también de origen beliceño, su accionista única y gerente general es Nydia Loyo Herrera.

Tanto el TG-PES como el TG-ESP permanecen embargados, y será hasta que concluya el juicio que se determine cuál será su destino.

Los  exministros compraron el helicóptero a Otto Pérez

Según la investigación del MP, el último regalo hecho por los exministros de Estado a Otto Pérez Molina fue un helicóptero gris, modelo 2012, con tres horas de uso y asientos con butacas bentli que tuvo el expresidente apenas un par de meses, antes que el MP lo embargada en el primer semestre de 2015.

Fue el colaborador eficaz Juan Carlos Monzón quien, en la declaración bajo juramento que brindó al MP el 4 de junio de 2016, dio más detalles.  En este regalo están involucrados los exministros  Mauricio López Bonilla, Alejandro Sinibaldi, Erick Archila, Manuel López Ambrosio y el expresidente del IGSS, Juan de Dios Rodríguez.

El dinero que entregaron estos funcionarios se guardó en la oficina de Monzón en Canchas Deportivas, y luego fue entregado a Jonathan Chévez, el encargado de hacer el negocio con el multimillonario estadounidense dueño del helicóptero.Inicia proceso de extinción de aeronaves de Pérez y Baldetti

Así se fraguó

La idea del regalo fue de Roxana Baldetti. Ella era quien estaba al tanto de cuándo era el  cumpleaños de Otto Pérez Molina y cada 1 de diciembre procuraba darle un regalo especial, en esa ocasión fue un helicóptero.

La exvicepresidenta ya había visto ese helicóptero gris y sabía que costaba US$3 millones 150 mil, y pedía que consiguieran una rebaja. El encargado del negocio sería Jonathan Chévez, quien  viajó a Miami, Estados Unidos, y habló con el dueño de la aeronave, al parecer un millonario.

Chévez se comunicaba con Monzón, y este  a su vez le informaba a Baldetti sobre el negocio, pero la rebaja no se logró y para cerrar la compra-venta tenían que hacer un primer depósito de US$150 mil, para pagar el resto tenían entre una semana y quince días.

Caso La cooperacha

Así se hizo la compra de los helicópteros

Cuando Monzón le informó a Baldetti que el negocio se había logrado, ella le propuso pedirle el dinero “a los mismos de siempre”. En esta ocasión, la cuota sería de un millón 950 mil. Monzón explica que, como en todos los regalos anteriores, Baldetti le tenía que pedir el dinero personalmente a Sinibaldi, a todos los demás le tenía la suficiente confianza para no necesitar la intermediación de su jefa.

“El primero que me dio el dinero, como a los dos o tres días después que Roxana le escribió, fue Alejandro“, dijo Monzón. Pero Monzón no contó el dinero y no se dio cuenta que, en realidad, Sinibaldi le dio US$245 mil.

Ese mismo día, el secretario privado de Baldetti se fue al Ministerio de la Defensa (Mindef) para hablar con el coronel Manuel López Ambrosio. Este quedó en dar el dinero en tres pagos de Q650 mil, y el teniente coronel Smith, jefe del departamento de Finanzas del Mindef, era el encargado de dárselo en una cajita de regalo.

Cuando Monzón le fue a hablar a Mauricio López Bonilla, exministro de Gobernación, éste le habría dicho  que con gusto. En las instalaciones del Ministerio de Gobernación (Mingob) le entregó los primeros US$100 mil, en un maletín, dijo Monzón. Después, Monzón fue al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) con Juan de Dios Rodríguez, quien le entregó US$1 millón, días después le entregó Q950 mil.

Después Monzón habló con Erick Archila,  quien le dijo que si no podía darle esa cantidad, le daría US$100 mil. Dos días después lo citó en el Instituto Nacional de Electrificación (INDE), a las 7 horas, ya que a las 7:30 tenía una reunión con el entonces presidente Pérez Molina

Llegó el 1 de diciembre, el cumpleaños de Otto Pérez, y el helicóptero no estaba en Guatemala, entonces hizo lo mismo que cuando le regalaron la casa el año anterior y compró una tarjeta donde todos tenían que firmar. Juan De Dios no quería hacerlo, pero Baldetti lo presionó.

Jair Samayoa, director de Aeronáutica Civil, les consiguió una réplica de madera del helicóptero. Cuando tenía lista la réplica y guardada en una caja con una moña, Monzón le tomó una foto y se la mandó a Baldetti.

.
.

Leave a Reply