Home > Editoriales > Reconocimiento a la diáspora

Reconocimiento a la diáspora

editorial

La dispersión de guatemaltecos en los Estados Unidos de América y Canadá, ha sido una larga historia ocasionada por la atracción del sueño americano, en su inicio y luego por las condiciones económicas de pobreza imperantes en la mayoría de la población, que los obliga a migrar en la búsqueda de mejores ingresos para aliviar la precaria situación de sus familias.

.

En su odisea por el largo camino hacia el norte, los migrantes atraviesan diferentes peligros que van desde el abordaje del denominado Tren de la muerte, hasta los asaltos, abusos y utilización como mulas, de parte de los diferentes grupos de narcotraficantes que dominan en los territorios por los que tienen que pasar.

A su llegada a la Unión Americana nuestros connacionales, viven en condiciones de aislamiento por estar indocumentados, no son sujetos de atención por parte de ninguna de las instituciones de atención primaria en salud y otros beneficios de los que los ciudadanos estadounidenses sí son beneficiarios. Además, son objeto de discriminación y maltrato por parte de otros habitantes de las regiones en las que viven y no obtienen los mismos salarios y derechos que otros que sí son documentados.

Desde hace varios años el Gobierno guatemalteco ha llevado a cabo los denominados consulados móviles, para poder de esta manera proceder a documentar a nuestros paisanos que viven en los EE. UU., procediendo anteriormente a facilitarles su DPI y pasaporte.

El gobierno ha retomado estos consulados móviles para dotar de DPI a los compatriotas, además de pasaporte o tarjeta consular, lo cual no es la solución más adecuada, pero por lo menos les permite tener un documento que los identifique y les dé un sentido de pertenencia, a manera de sentirse nuevamente como ciudadanos de un país que no reconoce su labor al ser los principales proveedores de divisas y aportar solo al mes de septiembre del año en curso, el 9.8% del PIB, según las cifras del Banco de Guatemala.

El reconocimiento de la diáspora guatemalteca en Estados Unidos y Canadá, es una obligación de nuestras autoridades y de todos los habitantes de nuestra bella Guatemala, al ser este un primer paso que debería incluir el derecho a voto en el extranjero, además del reconocimiento al aporte económico que le hacen al país.

.
.

Leave a Reply