Home > Columnas > Preocupa descenso poblacional

Preocupa descenso poblacional

jose-camacho

La humanidad salió bien parada de la gran expansión demográfica del siglo pasado, señalaba un artículo del Boston Globe. Pero ahora, continuaba, el peligro es el envejecimiento y descenso de la población.

.

Porque aunque las personas -el aumento de población- de alguna manera puede considerarse como una carga, realmente las personas no son eso: son nuestro mejor activo, la fuente de aquello de lo que depende el progreso humano: ambición, intuición, perseverancia, ingenio, imaginación, liderazgo, amor. Como señalaba Phillip Longman, demógrafo de American Foundation: “En toda la historia, nunca hemos tenido prosperidad económica acompañada por despoblación”.

Es el caso de Italia (Aceprensa 27 oct 2016) donde la natalidad sigue bajando sin parar. El gobierno organiza una campaña para advertir sobre hábitos y enfermedades que pueden reducir la fertilidad, mientras otros -y la evidencia- señalan  que el problema está en la falta de apoyo a las familias.Preocupa descenso poblacional

Por ello hay iniciativas que, a la larga, esperan puedan influir en un aumento de nacimientos. Y el Ministerio de Salud ha emprendido una campaña para concientizar a los italianos -y en especial a los jóvenes- de los efectos negativos en la fertilidad que tienen ciertas conductas de riesgo. Con ese fin, el 22 de septiembre pasado se celebró en Italia el Fertility Day. Según la Ministra de Salud, Beatrice Lorenzin, “en Italia hay 700 mil personas que intentan tener hijos y no lo consiguen por diversos motivos, a menudo por patologías que tienen cura”.

También en fechas actuales, en otros extremos mundiales (Center for Human Rights, 9 sept16), la arriesgada política de China en el Sur del Pacífico está colapsando por la caída de la fertilidad. Y la apuesta de Alemania de que una afluencia masiva de refugiados daría vuelta a su caída libre en temas de población está llegando a la nada. Esta semana un portavoz de la Oficina Federal de Estadísticas, dijo que ni siquiera un millón de migrantes frenarían el declive a largo plazo de la población de Alemania.

En sólo 15 años, el número de países con más personas mayores que jóvenes se duplicará. Así lo dicen los expertos, que explican que la crisis de caída de la población está desafiando todos los pronósticos. Y Joseph Chamie de la División de Población de Naciones Unidas,  ve este problema agrandándose en todas las regiones del mundo, salvo en África, donde el formar familias es algo muy apreciado.

Lo más preocupante para Chamie es que mientras la crisis de envejecimiento y sus efectos nocivos son una certeza, las respuestas del gobierno no lo son. Ve la lentitud en el reconocimiento del problema y la activación de soluciones. Hay mucho en juego, dice, ya que las sociedades que envejecen afectan prácticamente todos los ámbitos de la vida pública.

En realidad, el tema debiera ser promover la natalidad, y muchos gobiernos parece haber olvidado que muchos hogares se hallan oprimidos por crisis económicas y brillan por su ausencia las ayudas a la familia, familia que es la riqueza de la sociedad en transmitir valores.   

.
.

Leave a Reply