Home > Editoriales > Construcción de cárcel detenida

Construcción de cárcel detenida

editorial

Esta semana, el Concejo Municipal de Villa Nueva decidió la suspensión de los trabajos en la cárcel que pretende construir el Ministerio de Gobernación (Mingob) en ese municipio.

El anuncio hecho por el alcalde Edwin Escobar a finales del mes pasado, le cayó como balde de agua fría a las autoridades del Mingob, quienes ven cómo otro “muro” se levanta en contra de su idea de edificar una prisión. Los pobladores de varias colonias cercanas a donde se pretende finalizar la obra, desde un principio expresaron su rechazo a las intenciones de las autoridades de Gobernación.

Consideran que construir una cárcel es como llevar un presidio cerca de sus viviendas, pues consideran que con ello se elevará aún más los niveles de violencia en la zona, que ya de por sí es una de las más conflictivas y marcadas por muchas empresas como “zonas rojas”.

Por lo tanto, con el afán de que su sector no sigan siendo marginado con este calificativo, los pobladores han realizado no solo manifestaciones en el parque de Villa Nueva, sino que han bloqueado el kilómetro 22 de la ruta al Pacífico, tal y como ocurrió el 10 de octubre recién pasado, que degeneró en violentos enfrentamientos entre los manifestantes de varias colonias, que se atrincheraron en la compleja entrada a las colonias Santa Isabel contra los grupos de antimotines de la Policía Nacional Civil (PNC), estos últimos superados por momentos por los cientos de inconformes que les lanzaron de todo.

La instalación carcelaria, a decir del viceministro de Seguridad, Ricardo Guzmán, será un lugar donde estarán las mujeres con sus hijos, y presos que tengan enfermedades terminales y ancianos, y que según él van a cumplir con los requisitos que les exigen las autoridades municipales.

Pero lo cierto de todo esto es que, a pesar de que ambos aducen tener la razón, han olvidado algo que debe ser fundamental en todo proceso, el diálogo, el cual por razones que se ignoran, una de las partes se ha negado a aceptar, en este caso el Ministerio de Gobernación. Es necesario ponerse de acuerdo y conversar, porque este pulso no les dejará nada bueno, si se toman decisiones sin consultar a quienes se sienten perjudicados. Es mejor consensuar antes de tomar decisiones.

.
.

Leave a Reply