Home > Deportes > A matar o morir
A matar o morir
A matar o morir

Con su cuadrangular Kris Bryant aperturó la cuenta a favor de los Cubs.

Son 108 años sin ganar un título de grandes ligas y hoy los Cachorros tienen la oportunidad de saciar su sed de títulos en el séptimo y definitivo duelo ante los Indios de Cleveland en el Progressive Field a las 18:00 horas. Los Chicago Cubs vencieron 9-3 a los Cleveland Indians en el sexto Juego de la Serie Mundial y forzaron el séptimo y definitivo, luego de que apenas hace tres días parecían heridos de muerte.

.

Un grand slam en la tercera entrada de Addison Russell ante la serpentina del relevista Danny Otero dejó mudo al Progressive Field, que pretendía celebrar el primer título de su novena en 68 años. El de Russell fue el primer cuadrangular de cuatro carreras que conecta un jugador de los Cubs en Series Mundiales. Sí, desde 1906. Hasta su undécimo Clásico de Otoño.

A matar o morir

Los seguidores de Cleveland mostraron su decepción.

No sólo eso: en la primera entrada, conectó un doblete productor de dos carreras con la complicidad de los jardineros Tyler Naquin y Lonnie Chisenhall, y luego con su grand slam empató la marca histórica de más carreras producidas en un juego de Serie Mundial para un jugador, que ahora comparte con Bobby Richardson (1960), Hideki Matsui (2009) y Albert Pujols (2011).

En la séptima entrada, con dos outs, Aroldis Chapman volvió a hacer un relevo antes de lo acostumbrado. Francisco Lindor conectó una rola a primera y el lanzador cubano asistió en la jugada, apretadísima, que originalmente fue marcada safe, lo que llenaba las bases, pero la revisión dejó ver que Chapman pisó primero la almohadilla por una pequeñísima fracción de segundo.

Pero si no era suficiente ventaja, Anthony Rizzo se voló la barda por el jardín derecho con un hombre a bordo para poner el marcador 9-2.

A matar o morir

Todo lo contrario sucedió con los aficionados de los Cachorros.

.
.

Leave a Reply