Home > Pulso > Ejecución presupuestaria va por el 69.5% hasta la fecha

Ejecución presupuestaria va por el 69.5% hasta la fecha

Ejecución presupuestaria

El Ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, dio a conocer los gastos públicos en lo que resta del año, así como la influencia de las capacidades financieras del gobierno.

.

El funcionario dio a conocer la certidumbre financiera para los programas de nación como el combate a la pobreza a través de la ayuda social gubernamental, el funcionamiento del sistema de Justicia o la construcción de carreteras, son algunas de las metas que podrá respaldar el gobierno a partir del 2017.

Da a conocer que esto es producto del reordenamiento financiero y las medidas de transparencia emprendidas por el gobierno del presidente Jimmy Morales y que, según su ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, se evidenciaron en los niveles de ejecución presupuestaria.

¿Qué sucedió con la ejecución presupuestaria en el primer año de gobierno? Al hablar  sobre cómo se ha dado la ejecución presupuestaria en lo que va del año, señaló que “no es una división de 100% en 12 cuotas y que cada mes tiene que gastarse una cantidad específica. No es una línea recta, es una curva que tiene algunos picos altos, más durante el pago del bono 14 (salario extraordinario emitido a medio año) y hacia el final del año”

Esa tendencia es más fuerte cuando hay un cambio de gobierno, porque se debe hacer una revisión de procesos, programas y licitaciones. Se montan nuevos procesos de contratación; la ejecución tiene pendientes fuertes entre noviembre y diciembre.

Un 69% de ejecución Señaló que, según el último reporte, estamos en un 69  por ciento, el año pasado se situaba en 71 por ciento, en comparación al primer año de gobierno de administraciones anteriores. “Estamos casi en los mismos niveles del 2012, 2008 y 2004”.

“Porque no es un presupuesto formulado por nosotros, los equipos tienen que entender los programas, revisar, readecuar y en nuestro caso tuvimos que depurar”, agregó.

Lo que se depuró

Por ejemplo, dijo, que en los listados de beneficiarios de los programas sociales. Se  arrancó  con una caja sobregirada de Q1,300 millones, donde se tuvo que  realizar una contención del gasto fuerte en los primeros cuatro meses, eso redujo aún más la ejecución.

Indicó que recibieron el gobierno más desfinanciado en los últimos 5 o 6 períodos administrativos. En el segundo cuatrimestre empezamos a recuperarnos y en este último se reflejará una ejecución más alta.

El funcionario dijo que “hay que entender algo: estamos hablando de techos presupuestarios, es decir, espacios para gastar, el dinero no se pierde.

Si no alcanzamos el techo para gastar, son préstamos que no se gastaron por diferentes razones, pero tampoco se desembolsó el dinero y la parte de caja sin utilizar queda como un saldo y que pudimos dirigirlo hacia la dotación de recursos al Ministerio de Salud, el de Educación, municipalidades, la Corte Suprema de Justicia.

Buscan cumplir

Estrada indicó que en años anteriores había mucho ruido, la Corte llamaba a cada mes que no tenía para pagar sueldos, el Ministerio Público, las municipalidades que no recibían sus aportes a tiempo. Este año no se ha dado ningún tipo de ruido, se han priorizado los gastos y eso nos permitió mantener estos aportes vigentes.

Al hablar de las mejorías señaló que, por ejemplo, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en los dos años anteriores solo recibió el 80 por ciento de su asignación, no invirtió en tecnología, mantuvo sus sistemas y no realizó capacitaciones. Ahora recibió el 100 por ciento desde el primer mes, lo cual permitió su fortalecimiento.

En conclusión, el dinero que no se invierte, no se pierde, el techo no se utiliza, agrega. Comenta que a diferencia de otros períodos, no se tendrán deudas para el siguiente año como en 2016; entonces contaremos con un espacio disponible considerable que nos permitirá emprender, en 2017, una ejecución más fuerte.

La medición

A su criterio no hay que medir al gobierno por el porcentaje de ejecución presupuestaria, debemos evaluar si están funcionando los programas. Estrada indica que en el Ministerio de Comunicaciones teníamos problemas serios con varios contratos, eso detuvo préstamos y proyectos específicos, eso redujo bastante la ejecución.

“Pero no había que ejecutar por gastar, preferimos priorizar la calidad y la transparencia, guardar los recursos de los guatemaltecos; son fondos que tendremos disponibles para el año entrante”. Comentó que sí se pierden oportunidades de avanzar en aspectos importantes, pero no se priorizará la ejecución en perjuicio de la calidad y la transparencia del gasto.

“Estamos redoblando esfuerzos para que los programas tomen fuerza en el último cuatrimestre, pero en ningún momento se sacrificará la transparencia y calidad del gasto”, prosigue Estrada.

Los cierres del año

El ministro, dijo que ven dos escenarios, entre el 92 por ciento y 94 por ciento de ejecución presupuestaria. Y la  mejor ejecución presupuestaria fue en el año 1996; el mismo diseño del presupuesto impide una ejecución del 100 por ciento, siempre queda algo sin pagar o ejecutar.

Considera que es un nivel razonable para el primer año de gobierno. “Estamos en el estándar, pero aquí lo importante es que estamos haciendo los cambios en desarrollo social, para tener el registro de beneficiarios con su corresponsabilidad; en educación para tener montados todos los programas y en comunicaciones revisamos los contratos para ejecutarlos fuertemente en 2017”.

.
.

Leave a Reply