Home > Deportes > Por una bala perdida

Por una bala perdida

La hija del velocista estadounidense Tyson Gay, Trinity Gay, murió ayer a los 15 años al ser alcanzada por una bala en un tiroteo en la localidad de Lexington, en el estado de Kentucky (EE. UU.). La joven falleció en un hospital al que fue trasladada tras el suceso, que tuvo lugar alrededor de las 4:00 hora local (6:00 hora Guatemala), informó en un comunicado la Policía de la ciudad.

Según las autoridades, Gay fue alcanzada por una bala cuando dos vehículos intercambiaron fuego en el aparcamiento de un restaurante.

Los agentes localizaron uno de los dos autos y detuvieron a dos personas para ser interrogadas, mientras que siguen buscando el otro automóvil involucrado en el suceso. Medios locales apuntan que Gay no se encontraba en ninguno de los vehículos que protagonizaron el tiroteo.

Como su padre, la jóven practicaba el atletismo y participaba en pruebas como los 100 y los 200 metros con el equipo de su instituto en la federación estadounidense de atletismo.

.
.

Leave a Reply