Home > Columnas > Para elegir desconocidos

Las reformas introducidas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos por el Decreto 26-2016 del Congreso de la República incluyen la adición del artículo 94 bis, que impide la inscripción del candidato “que haga campaña a título individual a cargos de elección popular publicitando su imagen, en los diferentes medios de comunicación, antes de la convocatoria oficial de elecciones […].” El tema se presta para algunos comentarios desde la perspectiva jurídica y política.

.

Uno es que, al impedir la inscripción de un candidato por haber publicitado su imagen en los medios de comunicación con anterioridad a la convocatoria oficial de elecciones se le impone una sanción.  Dos. Esta sanción es retroactiva, porque se aplica sobre hechos ocurridos en el pasado –ex post facto, dirían los juristas latinos—. Antes de que se diera la convocatoria oficial a elecciones, la persona que aspiraba a ser inscrita como candidata estaba realizando una actividad lícita, ajustada a la ley. Tres. Lo dicho plantea la violación de la garantía constitucional de irretroactividad consagrada por el artículo 12, concordante con el artículo 9 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, cuya parte conducente establece que:  “Nadie puede ser condenado por acciones u omisiones que al momento de cometerse no fueran delictivas según el derecho aplicable…”.

Cuatro. La disposición que comento implica, además, una discriminación –contradiciendo el principio de igualdad reconocido por el artículo 4º constitucional–: “En Guatemala todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad y derechos…”; el principio de libertad de acción, reconocido en el artículo 5º: “Toda persona tiene derecho a hacer lo que la ley no prohíbe” y, en armonía con todos los anteriores, la presunción de inocencia.

Otro aspecto digno de analizar es el derecho a la personalidad jurídica, reconocido por el artículo 3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. ¿Cómo es posible que una figura pública, cuya popularidad adquirió “imagen” por haberse consagrado a lo largo de su vida al deporte, al arte o a la política, por ejemplo, no pueda ejercer su derecho a elegir y ser electo?

.
.

Leave a Reply