Home > Nacional > El 54% de niños en el país evidencia retardo en el crecimiento

El 54% de niños en el país evidencia retardo en el crecimiento

De  acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil (ENSMI), el porcentaje de niños menores de 24 meses que evidencian retardo en el crecimiento es 54 de cada 100 en todo el país.

A criterio del experto Luis Enrique Monterroso, esta es una cifra retadora que “invita a mantener todas las intervenciones descritas en el ámbito internacional dentro de la ventana de los mil días”. Y enfoca una gran mayoría de intervenciones al fortalecimiento del primer nivel de atención en salud.

Según afirma Monterroso, cada centímetro perdido en talla en los niños “jamás se recupera”; cada punto de coeficiente intelectual “es una pérdida abrumadora, porque todo el país pierde desarrollo humano, económico y social”.

El 54% de niños en el país evidencia retardo en el crecimiento

La situación de los pequeños en el país no es la adecuada.

Lecciones no aprendidas

Monterroso opina que “como país, tenemos lecciones aprendidas y una de ellas es que debemos centrarnos en los niños menores de 2 años, concentrando esfuerzos en los puestos de salud para que alcancen mayores niveles de cobertura”. Agrega que conoce el modelo incluyente en salud (MIS) que se implementa actualmente en el ministerio, y le parece que es el adecuado, pero debe tener una cobertura nacional y alcanzar altos porcentajes de población. “Si se toman solamente unos municipios como piloto, automáticamente se deja una población en descuido, y recordemos que cada día nacen aproximadamente mil niños en Guatemala. Si solo se atiende a los registrados dentro de los municipios priorizados, se corre el riesgo de discriminar a los niños que no incluye el piloto que se implementa. Existe un riesgo de regresividad en materia de derechos humanos”, expone.

Además, Monterroso indica que “la ventana de los mil días que se implementaba en el Pacto Hambre Cero no era exclusiva para 166 municipios; era universal, es decir,  para todo el país; por tanto, su efectividad ya fue comprobada, pero con una cobertura nacional, un gobierno no puede hacer ejercicios piloto como que fuera ONG. Para 2017 se quiere iniciar con siete áreas de salud (de 29) para luego en 2018, tomar otro grupo, 5 áreas de salud probablemente, y para 2019 abarcar otros sectores. Mientras tanto, los niños seguirán naciendo. Son 29 áreas de salud y se deben atender todas; por derecho humano. Todas”.

Hoy es el Día Mundial

El Día Mundial de la Alimentación se celebra cada año el 16 de octubre, para hacer conciencia en la población sobre la necesidad de nutrirse de forma adecuada y garantiwzar compromisos para erradicar el hambre en todas sus formas. Cinco de cada seis niños menores de 2 años no consumen los suficientes alimentos nutritivos para su edad, según un nuevo informe de Unicef.

Falta de nutrientes

France Begin, asesora superior de nutrición de Unicef, indica que “lo que los priva de la energía y los nutrientes que necesitan en la etapa más crítica de su desarrollo físico y cognitivo es la falta de alimentos, pues es durante la primera infancia y la niñez, cuando los niños necesitan más nutrientes que en cualquier otra etapa de su vida. Sin embargo, los cuerpos y los cerebros de millones de niños pequeños no desarrollan todo su potencial, porque se les da demasiado tarde los pocos alimentos que consumen. “La nutrición precaria en una edad tan temprana causa daños físicos y mentales irreversibles”, enfatiza.

El estudio que realizó Unicef revela que las prácticas nutricionales inadecuadas (como la introducción tardía de alimentos sólidos, las comidas poco frecuentes y la falta de variedad en la alimentación) son sumamente frecuentes, lo que despoja a los infantes de los nutrientes esenciales que más necesitan sus cuerpos, sus huesos y sus cerebros cuando están en pleno desarrollo.El 54% de niños en el país evidencia retardo en el crecimiento

Los hallazgos

Estos revelan que  los niños pequeños dan sus primeros bocados demasiado tarde. Uno de cada cinco bebés no consume ningún alimento sólido antes de cumplir los 11 meses. La mitad de los niños de entre 6 meses y 2 años no consume la cantidad mínima de comidas que deberían para su edad, lo que aumenta el peligro de que sufran retraso en el crecimiento.

Solo menos de una tercera parte de los seres de este grupo de edad lleva una dieta variada (es decir, ingiere alimentos de cuatro o más grupos alimenticios); no hacerlo causa deficiencias en vitaminas y minerales. Cerca de la mitad de los menores en edad preescolar sufren anemia. Solo la mitad de quienes tienen entre 6 y 11 meses consumen alimentos procedentes de animales (pescado, carne, huevos y lácteos), esenciales para proporcionar hierro y zinc.

El elevado precio de los alimentos procedentes de animales dificulta que las familias mejoren la dieta de sus hijos. En el África subsahariana y en Asia meridional, solo uno de cada seis niños de los hogares más pobres y de entre 6 y 11 meses lleva una dieta mínimamente variada, en comparación con uno de cada tres de las familias más ricas.

Mejorar la nutrición de los niños pequeños podría salvar 100 mil vidas al año. Para conseguir que los menores de escasos recursos accedan a alimentos que contengan la nutrición adecuada es necesario que “los gobiernos y el sector privado aumenten las inversiones y las dirijan a quienes más las necesitan”.

El estudio detalla que las transferencias en efectivo o en especie para las familias vulnerables, los programas de diversificación de cultivos y el refuerzo de alimentos básicos son fundamentales para mejorar la nutrición de los niños más pequeños. Además del agua segura y el saneamiento, los servicios médicos de la comunidad que enseñan a los cuidadores a mejorar sus prácticas de alimentación son fundamentales y determinantes para prevenir la diarrea en la niñez.

“No podemos permitirnos fracasar en nuestra lucha por mejorar la nutrición de los niños pequeños. Su capacidad para crecer, aprender y contribuir al futuro de su país depende de ello”, concluye Begin.

.
.

Leave a Reply