Home > Columnas > Día del Bastón Blanco

El bastón blanco es una vara alargada que identifica a las personas con discapacidad visual, y nos sirve de guía para desplazarnos con autonomía. Para mí se ha convertido en una herramienta indispensable y de gran utilidad; es mi distintivo como persona ciega; me sirve para informar mi condición a las personas a mi alrededor, y me ayuda a evitar los obstáculos que pueda encontrar.

En 1964 se estableció el 15 de octubre como el Día Internacional del Bastón Blanco, que para nosotros, las personas con discapacidad visual, tiene una gran relevancia, porque el bastón se ha convertido en el símbolo universal de nuestra independencia y libertad. Hoy quiero compartir las dificultades y los retos que a diario debemos enfrentar las personas con alguna deficiencia visual. Simplemente imaginen lo que representa caminar por las calles de la ciudad sin tener la oportunidad de anticipar los obstáculos que hay en el camino; las aceras presentan desniveles y una gran cantidad de hoyos.

En las mismas también se puede encontrar ventas, rótulos y toda clase de vehículos estacionados sobre ellas; es raro que alguien nos ceda el paso, respete la luz de los semáforos y los pasos de peatones, aunque nos vean caminando por allí utilizando nuestro bastón.

Considero oportuno compartir algunas recomendaciones para actuar adecuadamente cuando se encuentren con una persona con bastón blanco en la vía pública: No cambie su modo de hablar, ni evite ciertas palabras como: ciego, ver o mirar; si necesita brindarle información acerca de una dirección, indíquesela en forma precisa utilizando términos claros como derecha, izquierda, adelante, etcétera, evitando palabras como acá o allá.

Cuando se encuentre con una persona con discapacidad visual, pregúntele si necesita ayuda, permita que se tome de su brazo; así podrá seguirlo y realizar los mismos movimientos que usted. Cuando se encuentre con una persona conocida, con discapacidad visual, preséntese por su nombre, no pretenda que adivine siempre con quién está hablando. Cuando estacione su vehículo en la calle, tenga en cuenta que hay personas que necesitan libres las rampas de ascenso y descenso a la banqueta y las sendas peatonales para poder cruzar.

.
.

Leave a Reply