Home > Columnas > Por qué escribir sobre esperanza

Por qué escribir sobre esperanza

Simon Sinek, consultor, autor de libros y conferencista empresarial, desarrolla dentro de sus materiales la importancia de “por qué”. Justamente uno de sus libros se llama así: “Empieza con el por qué” (StartwithWhy, por su título en inglés). Seguramente, Sinek no es el primero en indicarlo, pero durante los últimos años, sí se trata de alguien que ha tomado muy en cuenta este tema y la importancia que tiene. Creo en esta filosofía, creo en la importancia de tener un por qué, creo en la importancia de revelar un por qué. Por eso es que le comparto por qué el primer libro que publico habla sobre la esperanza.

Lo resumo en una expresión: la falta de esperanza que se está presentando en el mundo actualmente, es una carga para mí. Si el dicho popular nos dice que la esperanza es lo último que muere, nuestro alrededor está haciendo lo posible por efectivamente, matarla. Veo a mi alrededor situaciones que generan desaliento por sí solas, personas que cada vez les cuesta más llenarse de ánimo, una sociedad que se ve debilitada en su diario vivir cuando lo que sucede en su entorno resta la fuerza para continuar.

En los últimos cuatro meses, antes de escribir estas líneas, escuché por lo menos a siete personas que, en diferentes momentos, circunstancias y contextos hicieron referencia a la falta de esperanza que depara el futuro. Eso alimentó el por qué: la gente está necesitada de esperanza y por otra parte, Dios desea darla.

Ahora bien, usted se preguntará: ¿Qué autoridad tiene este tipo para hablar de esperanza? ¿Sacó un doctorado relacionado con el tema? ¿Es un historiador reconocido para adentrarse en un pasaje tan emblemático como controversial? ¿Es un teólogo que profundizó en los manuscritos originales para respaldar su análisis bíblico? Estas serían preguntas válidas. Respondo las tres últimas con una simple palabra de dos letras: no. Con relación a la primera, más que autoridad le puedo decir que tengo experiencia. Así es, tengo la experiencia desde la usabilidad.

Me considero un usuario de la esperanza. Por eso me decidí a escribir sobre ella. Dios ha sido generoso conmigo y a lo largo de mi vida, su presencia ha sido recurrente para brindarme esperanza. En ciertos momentos he sentido la esperanza desde mi propia experiencia, en otros ha sido su bondad tal que me ha permitido ser testigo de ella en la vida de otros, pero el objetivo sigue siendo el mismo: llenarme de esperanza.

¿Por qué alguien que no es doctor, historiador o teólogo escribe sobre esperanza basado en un pasaje bíblico?

.
.

Leave a Reply