Home > Editoriales > El Estado también debe resguardar las propiedades

El Estado también debe resguardar las propiedades

En nuestro país, muchas personas han perdido sus propiedades a través de los años, por causa de malos procedimientos legales.  Se contabilizan muchos casos por malos profesionales que se han prestado a grupos al margen de la ley.

La reciente sentencia contra 30 integrantes de la estructura denominada Los Topacio es una  muestra que, poco a poco, la justicia está apareciendo para aquellos que han sido despojados de sus propiedades y, en muchos casos, hasta han muerto muchas personas.

Las condenas para dichos delincuentes fueron desde  3 hasta 81 años de prisión, lo cual podría ser un alivio para quienes murieron y sus familiares, aunque esto no devolverá la vida a quienes fallecieron por causa de aquellos que buscaron su beneficio personal, sin importar dejar sin padre o madre a muchos hogares.

Lo que es un hecho es que, en Guatemala, quienes tienen casas o terrenos en propiedad no están a salvo de que les sean quitadas debido a ilícitos. La verdad, no hay certeza jurídica en el Registro de la Propiedad ni en las instancias que tienen que ver con los procesos de cuidado y resguardo de las propiedades de miles de guatemaltecos.

Según investigación del Ministerio Público (MP), Los Topacio se encargaron por muchos años de darse a la tarea de ver terrenos o viviendas abandonadas, para luego, con la complicidad de empleados o funcionarios de muchas instituciones, averiguaban quiénes eran los propietarios y  a continuación realizar los procedimientos para el desalojo y posterior venta.

Según la resolución del tribunal respectivo, por el caso Los Topacio las propiedades volverán a sus legítimos dueños, y quienes las compraron y fueron engañados, ahora deben desalojar.

Asimismo, las 12 víctimas de esta estructura deberán recibir una indemnización en daños materiales por Q1 millón 353 mil 705.  El MP indicó que durante el juicio se presentó un promedio de 150 testigos y 70 peritajes, además de la declaración de las personas afectadas. Los  sindicados por los ilícitos fueron condenados por falsedad, estafa, cohecho activo y pasivo, usurpación de calidad, uso de documentos falsos, asociación ilícita. Entre todos los integrantes de la estructura suman 350 años de cárcel por delitos comunes y por asociación ilícita, 102 años de prisión y multas aproximadamente de Q250 mil.

Los guatemaltecos esperamos que el Estado se mantenga vigilante de las instituciones que tienen el resguardo de uno de los grandes tesoros de todos, sus propiedades, algo que a todos los ciudadanos les ha costado lograr y mantener. Aún muchos sueñan con tener una casa propia o un terreno donde construir. Por lo cual, deberán mantenerse alerta, asesorarse legalmente, y mantenerse informados de los procedimientos respectivos.

Ojalá esta sentencia sirva como gran ejemplo en el país,  y así otros no imiten ni repitan tales ilícitos porque, tarde o temprano, la justicia caerá sobre ellos.

Leave a Reply

dos + 1 =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com