Home > Columnas > Populismo por todos sus poros

Populismo por todos sus poros

La cifra de 22.5 millones que mencionó Fundesa como la cantidad de habitantes  que tendrá Guatemala para el año 2032, es espeluznante. Esa cantidad de personas apretujadas en poco más de 108 mil kilómetros cuadrados, hará matemáticamente nula la posibilidad de estar a solas, lo que será tal vez el más pequeño inconveniente, de alcanzar esa densidad de población sumidos en el subdesarrollo.

.

Mientras no se aborde el tema de la planificación familiar de manera decidida, como uno de los pilares fundamentales para el desarrollo humano del país, será de balde cualquier esfuerzo, porque siempre faltarán el trabajo, la educación, la salud y la seguridad; y el acceso a la tierraserá la bandera constante de quienes viven de perpetuar el conflicto en el campo, pretendiendo que Guatemala siga siendo un país dependiente del agro, cuando lo que se necesita desesperadamente es la industrialización. Solo la industria en el interior del país, puede brindar puestos de trabajo dignamente remunerados, en suficiente cantidad y a una velocidad  aceptable, pero es imperativo frenar esa espiral, casi siempre producto de la ignorancia, que lleva de la mano a la pobreza con la abundancia de la prole.

Las cifra de US$2,800 millones mencionada por Fundesa la semana pasada, como necesaria para la creación de un millón de empleos formales en los próximos 20 años suena enorme, pero si se la compara con el costo de US$145 mil millones que tuvo el enfrentamiento armado interno en términos del capital que se perdió, el que se fue y el que nunca vino, nos damos cuenta del calibre de atrocidad que significó el conflicto, sin que se señale al terrorismo marxista como el responsable que fue, de esas oportunidades perdidas. La cifra se basa en estimaciones hechas por el respetado economista José Raúl González Merlo, y es importante aclarar que lo correspondiente al esfuerzo bélico del Estado es una parte muy reducida del monto total.

Con señalar responsables no se recupera un centavo, pero es necesario que se sepa quiénes, en mayor medida, son los culpables del atraso económico de Guatemala. Personas que no merecen figurar en la vida pública, y mucho menos en puestos de poder formal o fáctico, cuando su lugar debería ser la cárcel. Pero desafortunadamente, son los herederos de la guerrilla marxista los llamados por los Estados Unidos a tutelar la payasada conocida como Plan para el Desarrollo del Triángulo Norte, que incluye a Guatemala como recipiendaria de una ayuda ridícula, que incluye una agenda oculta de extrema izquierda, que tiene como uno de sus ingredientes las recién propuestas reformas constitucionales al sector justicia.

.
.

Leave a Reply