Home > Columnas > Sin publicidad ni fafa

Desde que tengo uso de razón, se me inculcó que lo que ofreciera tenía moralmente que cumplir. Pasaron los años y fui descubriendo que algunos ofrecían y no cumplían, especialmente entre los políticos partidistas, agiotistas, algunos vendedores, cuando hay intereses materiales, estafadores, y muchos más. Han pasado muchos presidentes de la República, que cuando eran candidatos los escuchaba y me entusiasmaba lo que ofrecían en bien de nuestra nación, pero al poco tiempo oía sus excusas, que por falta de dinero no podían cumplir sus ofrecimientos. Lo comenté con mi señor padre y él me fue orientando que la mayoría de políticos parodistas no cumplían.  Me explicaba que entre quienes nos gobernaban había personas que eran buenos patriotas y que de alguna forma ayudaban al país. En esa época no se veía a los gobernantes actuar tan descaradamente con la corrupción. En ese tiempo estudiaba secundaria en un colegio religioso; recibíamos curso sobre la Constitución de la República, impartido por un abogado. Aprendí derechos y obligaciones. Yo me pregunto: ¿A don Jimmy Morales no le dieron ese curso? No aprendió que existen tres poderes del Estado: Legislativo, Judicial y el que él ocupa: el Ejecutivo. No aprendió que de su gabinete y asesores depende el éxito de su gobierno.

Desafortunadamente, la mayoría de la sociedad civil comenta en este momento que usted nos ha engañado. Debe reorganizar su gabinete previa evaluación, y ya les pagó su cuota por la ayuda que le dieron en su campaña proselitista. La sociedad civil le exige que se gane bien su salario que se le paga con los impuestos; desea que usted demuestre haber sido y ser honrado; le exige transparencia, que divulgue por los medios de comunicación lo que está haciendo, sin publicidad ni fafa. No huya de los periodistas; el pueblo piensa que esconde sus pecados. Debe alejarse de los que conforman su partido político, sobre todo de los que tienen un mal pasado. No tome a mal lo que publiquen los medios de comunicación. Lea, escuche, vea. Aproveche los medios para tener informados a los de la sociedad civil; no insulte ni califique indebidamente, es usted quien no informa a los guatemaltecos con la verdad; no mienta, no dé motivo para que los guatemaltecos duden de su proceder. Corrija o cambie su mal proceder, depure asesores, reconozca el descuido de su mala administración. Existe deficiente salud, explique por qué razón no ha mejorado la educación, aléjese de personajes que tiene cerca y son una escoria confirmada. Ayude a los campesinos con tierras para laborar con una agricultura planificada. A los del Ministerio de Cultura y Deportes, exíjales que ayuden a incorporar a los jóvenes de las pandillas a la sociedad; no todo se corrige con cárceles o matándolos, deles oportunidad de trabajo. La sociedad en general lo ayudará si trabaja transparente, eficiente y honradamente. De lo contrario, lo cambiará.

.
.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com