Home > Columnas > Resolviendo conflictos

Nada más satisfactorio para el alma humana que poder servir a su pueblo sin pedir nada a cambio. Es el caso que escribimos esta nota con la satisfacción de haber aportado de manera fundamental para la resolución de uno de los miles de conflictos por necesidades de tierra para los campesinos que apremian en todo el país. Se había creado una situación delicada entre el grupo de campesinos solicitantes de tierra y Maderas El Alto, pero que afectó a pobladores de no menos de tres asociaciones campesinas, porque interrumpieron el derecho de paso al bloquear la carretera que de El Jute, Usumatlán, Zacapa, conduce a la Sierra de las Minas en donde se encuentra la finca Santa Clara, que gracias a gestiones de la Fundación Turcios Lima se compró para los pobladores de esa finca y que 50 años después no tenían tierra para alimentación de sus hijos.

Muchos actores. Compleja situación. Pero a convocatoria del nuevo gobernador de Zacapa, reunidos en sus oficinas las organizaciones afectadas y los que afectaron con una medida de hecho a campesinos pobres como ellos, llegamos a la conclusión de que desmontando prohibiciones que originaron el conflicto se podría ofertar en venta un pedazo de tierra para los solicitantes. Todo a condición de que la empresa aceptara y deponiendo medidas de fuerza. Al siguiente día ya solo los campesinos solicitantes, los afectados y la empresa llegamos a acuerdos que benefician a la gobernabilidad en el área y abre las puertas para defender la riqueza forestal de la Sierra con proyectos de reforestación y preservación de los incendios forestales.

Se liberó el paso para todos, se va a respetar el derecho de paso. Las partes se comprometieron a no volver a cerrarlo. Se reunirán en la Sierra de las Minas todas las asociaciones campesinas y allí determinarán dónde y qué cantidad de tierra pueda dar Carta Oferta de Maderas el Alto para comprar.

Determinar los linderos de Santa Clara que no se pueden modificar porque es una propiedad privada pagada totalmente por los campesinos. Buscar siempre salidas negociadas. Se permitirá que los de Santa Rosa vean sus cultivos y cosechen de común acuerdo con la empresa que dará derecho de paso a quienes registre la asociación campesina respectiva.

Se solicitará al gobernador Manuel Cordón Cordón que gestione financiamiento con el Ejecutivo para la compra del terreno. Lo mismo se comprometió la Fundación Turcios Lima frente al Fondo de Tierra o préstamo bancario blando para que sea pagado por los campesinos con su trabajo. La Fundación se compromete a gestionar en el MAGA, proyectos productivos o forestales para la seguridad alimentaria y para que salgan de la pobreza en que se encuentran los campesinos sin tierra.

Los conflictos pueden resolverse sin dilatadas mesas de diálogo, sino con reuniones para proponer acuerdos de inmediato cumplimiento suscritos por las partes.

Motivo de nuestra profunda satisfacción es apoyar a los necesitados, encontrar respuestas favorables de los propietarios y sin pedirle ni un centavo a nadie; sin agravios ni ofensas, con una actitud positiva ante la vida y ante el país. El que algunas personas “libertarias” consideran “país de mierda”, pero del que se hartan y viven en él cómodamente mientras nos atacan como si fuéramos violentos. Violencia es no respetar los derechos humanos y las propiedades bien habidas.

Leave a Reply

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com