Home > Cultura > Publican la Trilogía bananera de Miguel Ángel Asturias

Publican la Trilogía bananera de Miguel Ángel Asturias

La editorial española Drácena publicó las obras Los ojos de los enterrados, El Papa Verde y Viento fuerte, en homenaje al premio nobel de Literatura 1967, Miguel Ángel Asturias.

La llamada Trilogía bananera retrató la realidad política, social y económica de Guatemala del siglo XX.

En su artículo publicado en www.abc.es Arturo García Ramos describe los problemas sociales que Asturias relata en estas tres obras sobre la conducta de la compañía bananera United Fruit Co. con los campesinos guatemaltecos. “La denuncia se refiere a unos hechos concretos. Desde finales del siglo XIX, esa multinacional -fundada por Minor Cooper, el Papa Verde, Geo Maker Thompson en la ficción- fue apropiándose de grandes extensiones de terreno en Guatemala con la connivencia de diversos dictadores, desde Estrada Cabrera hasta Jorge Ubico”.

La obra de Asturias, continúa García Ramos, fue intensamente reivindicativa, en consonancia con otras de la denominada corriente indigenista. Pero la del guatemalteco es, sobre todo, una celebración formal, una mística del lenguaje, una transfiguración de la realidad en mito que asombró ya a Valéry y lo convirtió en pionero del «realismo mágico».Miguel Ángel Asturias

La nota describe cómo el mundo de Asturias es siempre muy reconocible: “la dicotomía entre el norteamericano y el indígena, con criaturas paradójicas que se conmueven y hasta se mimetizan con esa bondad primera que representa el americano originario cuyos valores y mitología fueron ensalzados en su obra. Y junto a esos protagonistas, la entrega suculenta, sensual, plástica, a la recreación verbal de la naturaleza americana, de la selva, la botánica, la geografía”.

Hay cierta diferencia entre los volúmenes. El más cercano al mito, a lo ancestral, a las voces mayas, es el primero, el más parabólico, aunque ya no leemos con el deseo de que nos moralicen. El segundo se ocupa de un personaje, el Papa Verde: el poderoso. El tercero es la culminación de la épica en un movimiento social de rebelión que quiere anunciar la esperanza para los humildes.

Asturias atribuía a la literatura la responsabilidad de transformar la realidad. El más pequeño de los escritores guatemaltecos -solo en altura física- confirmaba cómo después de tantos libros de denuncia en Hispanoamérica el progreso era evidente: «Los pobres son ahora más pobres, los ricos más inteligentes y los policías más numerosos». Y concluía que los libros sirven para señalar los vicios de los humanos, pero no para corregirlos. Drástico diagnóstico, pues no siempre las palabras caen en el vacío, agregó el diario www.abc.es.

FOTOS: Editorial Drácena
.
.

Leave a Reply