Home > Columnas > La gallina tapada

Es que no es un gallo el tapado, sino una gallina. Se trata de la magistrada Delia Marina Dávila Salazar, quien es, sin lugar a dudas, la ungida por la Embajada de los Estados Unidos para ocupar el cargo de presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para el período 2016-2017.

Las señales son inequívocas. Me dicen que el costarricense Álvaro Ferrandino -director del Proyecto Justicia y Seguridad de Usaid y principal operador de la embajada en el Organismo Judicial- ejerce una presión muy fuerte a favor de Delia Dávila entre los magistrados, que mañana podrían elegir nuevo presidente de la CSJ. Es lógico pensar que lo hace en nombre de Charisse Phillips, ministra consejera de la delegación diplomática estadounidense, que por estos días suple las funciones del embajador Todd Robinson, quien se encuentra gozando de unas merecidas vacaciones, ya que, como es fácil imaginar, es una tarea agotadora eso de gobernar un país como el nuestro.

Por otra parte, la forma en que la magistrada Delia Dávila aparece de un tiempo acá de manera muy frecuente en las redes sociales del Organismo Judicial, evidencia también el apoyo que recibe de Rafael Rojas Cetina, actual presidente de la  CSJ, quien sin pronunciarla, de manera tácita hace suya la tristemente célebre frase del presidente del Congreso, Mario Taracena: “Aquí se reciben órdenes en inglés”.

Es importante recordar, tanto a nacionales como a extranjeros, el artículo 203 de nuestra Constitución Política, que dice: “Los magistrados y jueces son independientes en el ejercicio de sus funciones y únicamente están sujetos a la Constitución de la República y a las leyes. A quienes atentaren contra la independencia del Organismo Judicial, además de imponérseles las penas fijadas por el Código Penal, se les inhabilitará para ejercer cualquier cargo público”, que sin duda podría aplicarse a Álvaro Ferrandino, quien, hasta donde sé, no goza de la inmunidad diplomática que blinda a personajes que actúan con total impunidad en nuestro país, por lo que podría ser expulsado con facilidad de Guatemala.

La Corte Suprema de Justicia tendrá bajo su responsabilidad resolver los dos antejuicios planteados esta semana en contra del presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera por el tremendo error que significó suspender las garantías constitucionales, bajo el pretexto de un estado de excepción; una terrible decisión que fue tomada, estoy seguro, bajo la influencia de una pésima asesoría y poca experiencia política, y jamás  con la intención de constituirse en un gobierno dictatorial, como quiere hacer creer la extrema izquierda.

Así las cosas, el gobierno de Jimmy Morales se encuentra ahora en las manos de la Corte Suprema de Justicia, cuyo nuevo presidente y demás integrantes deberán resolver con independencia absoluta. Las órdenes en inglés no deben recibirse más, ya sea para conocer asuntos sencillos, o temas tan serios como el golpe de Estado técnico que significaría resolver de manera favorable los antejuicios antes mencionados. La magistrada Dávila debe guardar sus esperanzas para otra oportunidad y recordar, lo mismo que sus compañeros, que su dignidad y sus principios valen más que una visa.

2 Responses

  1. Ximenej

    Ya hasta payason salió Ricardito (con la esperanza de promover su valía política) echándole culpa del fragante intentona del neo golpe de estado a la izquierda del títere NiNi Morales.
    ¿O este mequetrefe de Ricardito, cree que el pueblo está ciego y no ha notado a la “juntitas de gobierno” que desde antes de ser electo, rodea y maneja, (al que parece que Ricardito trata de imitar) al más conocido por payaso y hoy presidente? Todos ellos ex milicos (y todos miembros prominentes de AVEMIGUA) fundadores del FCN y que nada tiene que ver la izquierda. Mejor empieze aprender inglés bien, a lo mejor (pero solo al lo mejor) le va mejor que el escribir burradas e insultar la inteligencia de lectores.

  2. Gil Zu

    En la Asamblea de la ONU JImy Morales agarro el papel que le escribieron con la mano izquierda mientras le daba lectura. Cuando finalizo la Asamblea alguien le pregunto si ya se habia vuelto zurdo y le respondio. Es que asi me lo ordenaron en Washington.

Leave a Reply

tres × uno =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com