Home > Pulso > Pocas propuestas concretas y técnicas sobre la reforma

Pocas propuestas concretas y técnicas sobre la reforma

Expertos internacionales sugieren aumentar los impuestos a la renta.

Cada vez que se lanza la idea de hacer reformas al sistema impositivo del país, siempre surgen las voces de protesta. Algunas, de los empresarios; otras de los políticos y también de la población en general.

.

Sin embargo, muy pocos de esos comentarios llevan consigo alguna recomendación técnica concreta para resolver los supuestos problemas que las iniciativas de ley llevan implícitos.

De hecho, el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), José González Campo, ha manifestado únicamente que la discusión de una reforma fiscal debe realizarse entre los diferentes sectores de la sociedad, y que el texto debe integrar no solo la parte de los ingresos sino también del gasto público.

El ministro de Finanzas Públicas, Julio Héctor Estrada, comenzó a presentar públicamente el contenido de la reforma fiscal indicando que en el 62% del territorio no hay sedes de la Policía Nacional Civil, mientras que en el 61% del país no hay presencia del Organismo Judicial, clave para aplicar la justicia en los lugares más alejados, y el dato más escandalizador es que en el 89% del país no hay oficinas del Ministerio Público.

En materia de salud pública, Estrada fue tajante al afirmar que en Guatemala hay 1,158 puestos de salud, pero para prestar un servicio primario de calidad se requieren 5,607 más. Y para poder abrir esa cantidad de puestos de salud se requieren no menos de Q3,400 millones. Y como no se trata solo de la infraestructura, al estar abiertos al público se necesitan Q7,457 millones cada año solo para el funcionamiento de los nuevos puestos de salud, porque requieren el pago de salarios de enfermeras, médicos, personal de apoyo, así como medicinas e insumos.

Las autoridades han calculado que si no se obtienen los recursos necesarios solo para abrir nuevos puestos de salud y se continúa al ritmo actual, se podría alcanzar la meta hasta en el año 2204. Aun si se implementa un programa ambicioso que logre mayor eficiencia y se prioricen los gastos en el área de salud, podría llegarse a la meta en 2078.

Algunas sugerencias

El expresidente del Banco Central de Reserva de El Salvador y asesor del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Carlos Acevedo, comentó que una medida para aumentar la carga tributaria en Guatemala puede ser buscando que la gente que no paga impuestos lo haga. “Claro que es un problema, porque la informalidad en Guatemala es bastante grande, pero definitivamente hay que buscar cómo, de acuerdo con lo que puedan pagar, porque tampoco se trata de exprimir a la gente”, expresó.

Manifestó que el impuesto sobre la renta (ISR) guatemalteco es similar al resto de Centroamérica, así que no le encuentra una razón para modificarlo, al igual que el impuesto al valor agregado (IVA). Aunque explicó que en este último se trata de “un impuesto muy regresivo que sí castiga a los más pobres”.

“En otros países lo que se ha hecho, aunque no es de mucho agrado, es subir el impuesto a la telefonía y a las transacciones financieras, aunque algunos afirman que eso desincentiva la intermediación bancaria”, agregó.

Otras experiencias

Por aparte, el exministro de Finanzas de Honduras, Hugo Noé Pino, coincidió con Acevedo en cuanto a que es necesario elevar la carga tributaria para que el Estado garantice la entrega de servicios públicos de calidad.

“Por ejemplo, es importante eliminar todas aquellas exoneraciones del ISR que tienden a ser privilegios de grupos económicos, así como combatir la evasión y la elusión fiscal”, señaló.

No obstante, afirmó que para que la población acepte pagar impuestos debe haber reciprocidad, es decir, recibir bienes públicos de calidad en salud, educación, seguridad ciudadana e infraestructura, entre otros. “Esto es importante porque Guatemala viene saliendo de un escándalo de corrupción grande y por lo tanto el actual gobierno debe garantizar que los recursos se usen bien y de forma transparente”, opinó.

El consultor en temas fiscales para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Ignacio Ruelas, señaló que “el desafío es llegar a la renta de las personas, ir abandonando los impuestos al consumo general, porque los que consumen más son los sectores más desprotegidos”.

Destacó que las recientes reformas tributarias de otros países van dirigidas a eso un poco, a gravar la renta de las personas y las utilidades de las empresas.

Explicó que en Latinoamérica, casi el 50% del sistema tributario depende del IVA y si se observa a las economías desarrolladas el 30% es IVA y otro 30% el ISR; es decir, más diversificado.

.
.

Leave a Reply