Home > Pulso > Forbes destaca que Slim es el perdedor del año

Forbes destaca que Slim es el perdedor del año

Su patrimonio bajó US$27,100 millones por la caída en las acciones de América Móvil.

La revista Forbes y su lista de los hombres más ricos del mundo dice así: “El mayor perdedor del año es Carlos Slim, cuyo patrimonio recibió un golpe de US$27,100 millones en 2015, lo que motivó su caída del segundo al cuarto puesto de la lista, principalmente debido a que las acciones de su principal fuente de ingresos, América Móvil, perdieron más del 25% durante este período”.

Forbes habla así de una causa efecto en el declive del hombre que considera el decimoquinto más poderoso y el cuarto más rico del planeta, con una fortuna de $52 mil millones. Un hombre cuya vida está llena de rumores, de leyendas incompletas y que en México, ese país inmensamente rico en el que la mitad de la población vive en la pobreza, es considerado un monarca en la sombra al que, algunos dicen, el actual Gobierno pretende bajar de su trono.

Según señala un reciente artículo de The New York Times, periódico en el que el mexicano es el máximo capitalista, las acciones de América Móvil se han devaluado un 39% en Wall Street en un año y el recorte de ganancias en el primer semestre de 2016 ha sido del 44%. ¿La causa? La más importante es la reforma de las Telecomunicaciones que en 2014 hizo el Ejecutivo del presidente Peña Nieto y que supuso un duro golpe para sus cuentas.

En 2012, la OCDE emitió un informe sobre el sector de las telecomunicaciones mexicanas en el que pedía que se llevara a cabo la reforma y ponía unos números alarmantes sobre la mesa: “La falta de competencia ha hecho que los precios sean extremadamente altos para los consumidores y ha frenado la adopción de nuevos servicios. La OCDE calcula que esto ha costado a la economía mexicana unos $25 mil millones cada año, el 2% del PIB”.

Posición dominante

“La fortuna de Slim se ha fraguado cobrando mucho al usuario mexicano. Con ese excedente ha podido invertir en el resto del mundo por su posición de abuso sobre el sector interno”, señala a El Mundo Ernesto Piedras, director general de la consultora The Competitive Intelligence Unit.

“La posición de monopolio de Slim en el sector ha costado a la sociedad mexicana una cantidad ingente en un país donde hay tanta pobreza. Ha practicado violencia económica en México”, dice también a este periódico Diego Enrique Osorno, autor de una completa biografía de Slim recientemente publicada y uno de los pocos periodistas que ha logrado entrevistar al magnate.

Otros ven en algunos movimientos del Ejecutivo un intento de debilitar a un hombre que atesora más poder que nadie en México. “A esa pregunta me dijo que no, que el hombre más poderoso de México es el presidente Peña Nieto”, recuerda Osorno.

El citado artículo del NYT habla de reuniones en 2012 entre los grandes partidos, casi clandestinas, para sacar adelante una reforma que afecta a los dos grandes empresarios mexicanos, Slim y el dueño de Televisa, Emilio Azcárraga, enemigos íntimos y ambos afectados por una reforma que abre el paso a la competencia y les obliga a ceder parte de sus infraestructuras a sus competidores.

Tensa relación

“Esta Administración lo que ha hecho es poner distancia con Slim y Azcárraga. Como tú eres tan grande te voy a poner medidas asimétricas para compensar el mercado, algo que hicieron ya EE. UU., Francia o España”, recuerda Piedras.

«Apoyó a López Obrador (izquierda mexicana) en las últimas elecciones, aunque él le pone dinero a las campañas de todos los partidos”, señala un analista político que prefiere ocultar su nombre.

“Ni con este Gobierno ni con el anterior del presidente Calderón ha tenido buenas relaciones, pero él es priista y tiene cultura priista (el PRI es el partido en el Gobierno)”, asegura Osorno.

El emporio en Sudamérica

Con Brasil (el otro gran mercado de las Telecomunicaciones del grupo América Móvil) cayendo en picada, el magnate debe acomodarse a un mercado interno en el que entra competencia de fuera ante la que él se revela. El último gran desembarco ha sido el de la compañía estadounidense AT&T.

“Por un lado dicen que son la red más grande de Norteamérica, y por otro, que aquí son una red chiquita y les demos subsidio”, expresó  Slim sobre el gigante estadounidense. “Su gran enemigo, según me dijo, es la española Telefónica”, explica Osorno. Fue al grupo español, asociado con banca mexicana, al que ganó hace dos décadas la compra de Telmex con la que Slim empezó a amasar su ingente fortuna.

Tomado de elmundo.es

.
.

Leave a Reply