Home > Nacional > Rinden homenaje al Dragón de la Palabra

Rinden homenaje al Dragón de la Palabra

El estudiante de secundaria Édgar Paredes fue desaparecido en 1982.

Con un homenaje a la memoria de Édgar Leonel Paredes Chegüén, un estudiante de secundaria en Chiquimula, víctima de desaparición forzada en 1982 por declamar versos considerados subversivos, ayer, el gobierno le dedicó el acto simbólico, como una muestra para dignificar a los niños víctimas del conflicto armado interno, que cesó hace 20 años.

La presencia de infantes cantando el Himno de Guatemala y de la madre y un hermano de la víctima invitados para cumplir el conmemorativo Cambio de la Rosa de la Paz, por el Día de la Niña y el Niño Víctimas del Conflicto Armado, creó el ambiente de emoción del homenaje promovido para no olvidar los años de dolor ni a las víctimas más inocentes, como Paredes Chegüén.

“No era un simple estudiante”, dijo durante el acto Mario Rodolfo Paredes Chegüén, su hermano. Recordó su facilidad para denunciar la injusticia haciendo uso de su bien calificada capacidad de oratoria, por lo cual era llamado el Dragón de la Palabra.

“Édgar era capaz de denunciar la realidad del país a través de la poesía. Su poeta preferido era Otto René Castillo”, recordó. Asimismo, calificó el acto como un hecho para “romper con la impunidad”.

“Actos como este demuestran que es necesario el reconocimiento de las víctimas, quienes podrían estar aquí, aportando a su país”, agregó.

Dolor de madre

La Secretaría de la Paz (Sepaz) dedicó el simbólico acto de Cambio de la Rosa de la Paz a Mario y a su madre, María del Rosario Chegüén, como una medida de reparación por su desaparición.

Lourdes Xitumul, secretaria de la Paz, reconoció los rezagos en el cumplimiento de los Acuerdos de Paz en Guatemala, y dijo que es “importante” que la niñez guatemalteca conozca su historia, “para no repetir los errores” del pasado.

Rodrigo Villagrán, director ejecutivo de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos (Copredeh), pidió al Congreso de la República declarar el 25 de agosto como el Día Nacional de la Niña y el Niño Víctimas del Conflicto Armado Interno.

Trágica historia

edgar-paredesEran las 9 y media de la noche del 12 de enero de 1982, cuando el estudiante Édgar Leonel Paredes Chegüén y su hermano fueron interceptados en la zona 1 de Chiquimula por cuatro comisionados militares, quienes se movilizaban en un picop oscuro. El grupo descendió y encañonó a los dos hermanos, exigiéndoles sus documentos de identificación. Posteriormente, Édgar Leonel fue subido por la fuerza al vehículo, y se lo llevaron. Nunca se supo más de él.

Su familia hizo todo lo posible para lograr su liberación, pero la detención de Édgar Leonel fue negada en todas las dependencias gubernamentales. En vez de obtener información sobre su paradero, la familia empezó a recibir intimidaciones y amenazas hasta tener que abandonar Chiquimula.

Su caso es considerado emblemático, porque no fue reconocido por ninguno de los informes de esclarecimiento histórico publicados tras la firma de la paz en 1996. En 2013 el ex comisionado militar Isidro Cardona Osorio fue condenado a 50 años de prisión por la desaparición forzada del estudiante Paredes Chegüén.

Guatemala conmemoró por novena ocasión el Día de la Niña y el Niño Víctimas del Conflicto Armado Interno, en cumplimiento de una recomendación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

(Con información de agencia AGN)

Leave a Reply

15 + Once =

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com