Home > Pulso > Gasolina: el 40.9% de su precio sería de impuestos

Gasolina: el 40.9% de su precio sería de impuestos

Alza al IDP subiría la carga impositiva de las gasolinas a un 40.9% de su valor.

Del precio que actualmente se paga por cada galón de gasolinas, un 31% corresponde a impuestos, tanto al valor agregado (IVA) que es un 12% sobre el costo, más el específico a los derivados del petróleo (IDP) que corresponde a un monto fijo. De aprobarse la reforma fiscal propuesta por el Ejecutivo se incrementaría el IDP en Q3 por cada galón, con lo cual del precio de las gasolinas un 40.9% correspondería a impuestos, un poco más del 52% al coste, y el resto a los márgenes de utilidad tanto del importador como del expendedor, así como otros gastos, según la estructura calculada por el Ministerio de Energía y Minas (MEM) con precios de la gasolina superior al 8 de agosto, cuando estaba en Q20.65.

En el caso de la gasolina regular, ya se paga un 32.14% en impuestos y el alza sería muy similar a la superior. Sin embargo, el que más se incrementaría sería el diésel, del cual ahora el 18.36% de su precio son impuestos pero con el alza de Q3 por galón en el IDP, un 28.8% serían tributos.

El analista independiente Carlos Aníbal Martínez señala que con este incremento “hay un impacto doble porque no solo se incrementa el precio del combustible sino que también hay un potencial alza en los precios de los productos de consumo diario”.

El economista recordó que “el combustible representa alrededor del 30% de los costos de operación del transporte de carga, entonces si se produce un incremento en el impuesto a la distribución de petróleo obviamente esos costos los va a sumar a los precios el transportista, es decir, al transporte de tomate, cebolla, carnes y demás bienes de la canasta básica”.

Martínez resumió que de esta forma “la clase media no solo va a comprar más caro el combustible sino que va a comprar más caro los productos de consumo diario”.

Lo trasladarán

El analista agregó que en el caso de quienes no tienen vehículos, “hay que tomar en cuenta que el 59.3% de la población del país es pobre, y ellos van a sufrir un impacto por el incremento de los precios de la canasta básica”.

“Ningún transportista de productos comestibles va a asumir este incremento; lo que hará es trasladarlo a los precios”, reiteró.

Sin embargo, un eventual incremento en los combustibles, tanto debido al alza del tributo como del coste de importación, “puede ser que disminuya el uso de vehículos y en consecuencia bajaría el consumo del carburante”.

Martínez recordó que “los precios del combustible se mueven conforme a los valores internacionales, por lo cual nada garantiza que va a permanecer así durante años el costo al que está actualmente. En algún momento se va a incrementar, así que mucha gente dejaría de usar el vehículo”.

Y a manera de ejemplo, citó que cuando el precio de las gasolinas estaba a Q35 el galón, el tránsito era menor, pero cuando bajó a Q18.20 las carreteras se volvieron a llenar de vehículos.

Además, Martínez señaló otro efecto. “Si bien el gas propano no está afectado por el impuesto, puede ser que los alcance una ola especulativa, porque cuando se incrementan los precios de un impuesto también los distribuidores aprovechan la coyuntura para generar especulaciones y ello puede repercutir en los precios del gas propano”.

Capacidad de pago

Ricardo Barrientos, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), coincide con Martínez en cuanto a que el incremento al impuesto impactará en el costo de los productos de la canasta básica, en particular en el rubro de alimentos.

“Aunque el impacto del incremento en el precio de la gasolina afectaría a quienes utilizan su vehículo particular, también impactaría a sectores como mensajeros, taxistas y la clase media que se mueve en motocicletas”.

Barrientos recordó que “hace menos de dos años estábamos pagando Q30 por galón, entonces hay personas que podrían dejar de usar el vehículo por dificultades financieras”.

Señaló que “en el caso de la clase alta, tienen una mayor facilidad de pago del impuesto, es decir no les afectaría tanto; sin embargo, el impuesto se aplica a todos”.

Agregó que “estas personas que tienen capacidad de pago bien podrían pagar hasta Q50 por galón, pero hay quienes ya tienen dificultad para pagar el precio actual, que es bajo, entonces también depende del nivel de ingreso”.

.
.

Leave a Reply