Home > Nacional > Extorsionistas piden Q1 por alumno y Q15 por maestro

Extorsionistas piden Q1 por alumno y Q15 por maestro

Ocho escuelas públicas cerca del mercado son asediadas por grupos delictivos.

El fenómeno de la extorsión que alarmó hace unos días a los vendedores del mercado de Jocotales, en Chinautla, ahora se extendió a las ocho escuelas que se ubican en los alrededores.

.

“Hace unos días llegaron a dejar teléfonos a las escuelas. Piden que cada alumno dé Q1. y los maestros Q15. Este pago pidieron que se haga cada semana”, dijo uno de los padres de familia.

Los centros educativos, por disposición de la Supervisión Departamental, cerraron el viernes luego del consenso al que llegaron ante dichos mensajes de los extorsionistas.

Temor generalizado

El drama, de acuerdo con denuncias de padres de familia y maestros que no han querido dar su nombre por miedo a represalias, alcanzó incluso a algunas escuelas, que han cerrado sus puertas a los alumnos para evitar que sean víctimas de algún atentado.

Una maestra del sector afirmó que “han sido amenazados incluso con lanzarles granadas”. Otra docente indicó que han escuchado rumores sobre posibles extorsiones a escuelas, y “que varios de sus alumnos son hijos de los vendedores del mercado y debido a esto han dejado de asistir a clases”. La supervisión les ha sugerido “que salgan temprano y que tengan cuidado”, e indica que reciben apoyo de las fuerzas de seguridad.

Chinautla registró 21 muertos

De acuerdo con los datos estadísticos de la PNC, de enero a abril de 2016, en el departamento de Guatemala hubo 589 muertes violentas, de las cuales 21 ocurrieron en Chinautla.

El último ataque se cometió ayer en contra de Manuel Eduardo Estrada de León (37 años), miembro de la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici), y su esposa, Cecilia Morales Mendoza (32 años), agente de la PNC.

Este hecho, que no se descarta esté vinculado directamente con extorsiones, fue perpetrado alrededor de las 06:30 horas en el momento en que se dirigían a la escuela donde estudian sus hijas, de 13 y 14 años, quienes presenciaron el ataque.

El experto del CIEN Walter Menchú opina que ahora las extorsiones se están haciendo más visibles, porque la gente, ya sea directa o indirectamente, lo está denunciando. Los grupos se fortalecen en la medida en que la gente paga. “Cuando una actividad extorsiva  comienza, lo que hacen los grupos es tantear a las posibles víctimas. Claro, es mucho más complicado resistirse y decir que no, en casos de las rutas de los buses, repartidores de tiendas o negocios establecidos, porque son actividades de mucha exposición”.

Indica que en cualquier momento un extorsionista puede cumplir la amenaza y causar daño, y agrega que en Jocotales está pasando algo similar a lo del mercado de Mixco hace unas semanas: “hay un grupo delictivo que tiene el control territorial del lugar y conoce a las víctimas”. Estos grupos, a su criterio,  migraron en años anteriores de la zona 18 hacia la zona 6, principalmente, y hacia San Miguel Petapa.

Menchú dice que el problema es que “a veces muchos no denuncian porque ya han estado participando como víctimas en un sistema extorsivo desde hace años y no saben exactamente cómo ponerle fin”. Pero es necesario que denuncien para que las autoridades sepan esa información: cómo operan, cuáles son los montos que cobran, y quiénes están involucrados. Este es un proceso de investigación; lleva tiempo, no se pueden ver resultados inmediatos, aunque sí puede verse algo a mediano plazo si las víctimas colaboran. Mientras tanto, la exposición que se le da a este tipo de extorsiones y el miedo que infunde en la sociedad puede provocar un incremento en otro tipo de chantajes, digamos “oportunistas”, de gente o grupos que no tienen control territorial ni la capacidad de hacer daño, pero se aprovechan de la psicosis; mientras tanto se financian y se establecen como grupos de control territorial a largo plazo.

40 denuncias por año

Entre 2011 y 2014 hubo como 40 denuncias cada año de extorsiones a escuelas, frente a más de 3,500 de casas o 1,300 negocios. Entre los miles de casos que hay que investigar, a veces es complicado abarcar todo. Pero estos problemas como los mercados, las escuelas o los negocios “deberían ser un poco más fáciles de resolver, porque son grupos territoriales”.

El tema de Escuelas Seguras también puede ser importante. Una intervención de ese tipo ayudaría a saber; por ejemplo, de repente un mismo alumno en lo interno tenga contacto con los extorsionistas y les esté pasando información.

 

jocotales

Continúan extorsiones

Vecinos y vendedores de las colonias Rich, Santa Marta, Santa Luisa y Jocotales, en Chinautla, denuncian que viven con temor debido a que persisten las extorsiones en el mercado de Jocotales y se han incrementado los incidentes delictivos y amenazas en el lugar.

Los inquilinos del mercado han tenido cuantiosas pérdidas económicas debido al cierre de sus negocios, y por este motivo, los locales que reabrieron colocaron banderas que les entregaron los mismos extorsionistas, y que son una señal de pago de la extorsión exigida.

Según la información recabada por los agentes de la PNC, los vendedores de verdura deben pagar Q100 a la semana, en tanto que los de ropa, Q250.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas Lara, informó que en el mercado de Jocotales y áreas aledañas se ha puesto en marcha un plan de acción que está operando desde la semana pasada, y que mantienen un monitoreo constante para dar seguridad a los locatarios del sector. Agregó que el trabajo de investigación sigue su marcha y que en breve esperan ver resultados positivos.

El director de la Policía Nacional Civil, Nery Ramos, indicó a Siglo.21 que 40 agentes cuidan el sector; asimismo, Erwin Giovanni Mayén, subdirector general de Operaciones de la PNC, indicó que se tiene asegurada la entrada y la salida del mercado con elementos que hacen patrullajes y se han reforzado con la unidad del Grupo de Reacción Inmediata Lobos. “Se focalizó la presencia policial con personal de la comisaría 12 para mejorar el servicio de protección del mercado y sus alrededores, en tanto que los equipos de investigación criminal DEIC y el grupo Panda se activaron para darle el seguimiento respectivo a los casos y tener a los responsables tras las rejas”, concluyó.

.
.

Leave a Reply