Home > Mundo > El partido Ciudadanos le da el sí a Mariano Rajoy con condiciones

El partido Ciudadanos le da el sí a Mariano Rajoy con condiciones

Rivera pone toda la presión exigiendo medidas de regeneración.

Un día antes de reunirse con el presidente del gobierno en funciones, Albert Rivera, secretario general de Ciudadanos, convocó a la  Ejecutiva de su partido para “debatir si podemos hacer algo más para desbloquear la situación”. Y el resultado fue que los dirigentes del partido naranja aprobaron el inicio de negociaciones con el PP a cambio de una condición previa y seis medidas de regeneración.

En caso de que Mariano Rajoy acepte ahora esas propuestas, Ciudadanos estaría dispuesto a convertir su abstención en un voto positivo a su investidura como presidente del Gobierno, con lo que el saldo se situaría en 169 escaños. Una cifra insuficiente todavía, pero que abre puertas a abstenciones de otros grupos.

La primera condición para que se inicien las negociaciones formales entre ambos partidos es que la presidenta del Congreso fije ya fecha y hora para la sesión de investidura. Algo no solo razonable, sino absolutamente imprescindible desde el punto de vista legal e institucional. Algo que está por verse si lo aceptará Rajoy.

Además de fijar fecha para la investidura, Rivera enumeró seis medidas para la regeneración política y la lucha contra la corrupción, medidas que han estado en todos sus programas electorales y que obedecen a la filosofía central de Ciudadanos desde su fundación.

Estas seis condiciones son: separación inmediata de todos los cargos públicos imputados por corrupción, eliminación de los aforamientos de los políticos (especie de inimputabilidad), aprobación de una nueva ley electoral, fin de los indultos por corrupción política, limitar los mandatos presidenciales a ocho años y creación de una comisión parlamentaria para investigar el caso Bárcenas.

La corrupción es, sin duda, la principal razón para la desafección de los españoles hacia la clase política, y supone el segundo problema en España, después del paro, según confirmó el pasado lunes la última encuesta del CIS. En palabras del líder de Ciudadanos, “es el talón de Aquiles del PP”, lo que cuestiona que sea un partido confiable.

Tras el paso dado por Albert Rivera, la presión se traslada al presidente en funciones. Si Mariano Rajoy de verdad quiere pasar de ser el problema a formar parte de la solución, debería aceptar las condiciones de Ciudadanos -por mucho que tenga serios reparos a la forma y el fondo de la intervención de Rivera- e iniciar la negociación sobre un programa de Gobierno que acabe con 247 días de interinato.

.
.

Leave a Reply